El mejor país para ser mujer

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Cada año reviso minuciosamente la lista que ofrece el Foro Económico Mundial acerca de los mejores países para ser mujer; con un poco de nostalgia por lo que no tenemos, con un poco de anhelo por lo que podría ser.

El más reciente Foro Económico se enfocó en las distancias entre hombres y mujeres, en el acceso a oportunidades y derechos, condiciones que permiten el desarrollo de una vida en una sociedad igualitaria. Así, se presentaron las brechas de acceso a la salud, a educación, a las oportunidades económicas y a la representación política.

Pero los resultados fueron devastadores pues, en promedio, calculan que la brecha de oportunidades y derechos entre hombres y mujeres tardará 118 años en cerrarse. Lamentablemente, ninguna de nosotras tiene tantos años por delante.

El rubro en el que más se avanzó fue el de salud con una reducción de la brecha del 96%.

Por su parte, la educación mejoró 92% respecto de la medición de 2006. Las mujeres tenemos mayor acceso a la educación; pero, esto no significa nada si no hay oportunidades laborales bien remuneradas con una adecuada reconciliación entre trabajo y familia.

Las cifras muestran que las mujeres estamos más preparadas académicamente que los hombres; a pesar de esto, el 96% de las posiciones de liderazgo las ocupan varones. A este fenómeno hay que añadir la disparidad salarial que vivimos las mujeres: se nos paga como doctoras no como doctores. En México, por ejemplo, tendríamos que trabajar 120 días extras por año para igualar el salario de un varón en el mismo puesto.

Las mayores brechas siguen siendo las de participación política y empoderamiento económico.

Los mejores países para vivir siendo mujer son: Islandia, Finlandia y Suecia. Reino Unido ocupa la posición 28; España se sitúa en el 25; Estados Unidos es el lugar 28 mientras que Canadá es el número 30.

México ocupa el lugar 71 de 145, situación que no sorprende: en el país hay una sola gobernadora, dos ministras en la Suprema Corte de Justicia de la Nación; ocupamos solamente el 32% de los puestos de investigación en áreas motoras del desarrollo, de acuerdo con datos de Forbes.

Desafortunadamente, la vida de las mujeres en también está en riesgo: hay cuatro estados que tienen activas la alerta de género —Estado de México, Morelos, Michoacán, Jalisco— por las condiciones de violencia y vulnerabilidad que atraviesan las mujeres de la zona. Es alarmante que el 15% de las mexicanas vivan en situación de alerta pues esto imposibilita el desarrollo libre de la personalidad al que tenemos derecho.

No son pocos los que desautorizan los discursos de género y que trivializan acciones —como el lenguaje o las acciones afirmativas— que procuran la igualdad y la dignidad de todas y de todos. Con ello, sólo perpetúan una injusticia histórica.

Desafortunadamente, no han llegado los días de la igualdad a nuestro México y, al parecer, no viviremos para verlos.

valeria.lopez@anahuac.mx

Twitter:@ValHumanrighter