Jueves 9.07.2020 - 13:36

El modelo que propone Cuba

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Pablo Hiriart

Dicen que más vale tarde que nunca, pero a estas alturas cuesta trabajo creerle al régimen cubano: el presidente Raúl Castro pidió a los mandatarios latinoamericanos construir un modelo propio, adaptado a las realidades regionales.

¿Y por qué no lo hicieron antes? Tiempo han tenido.

Los Castro llevan más de medio siglo en el poder en Cuba y no tuvieron la capacidad de construir un modelo propio en todos los años que gobiernan la isla.

Su modelo fue impuesto por una potencia extranjera, extra continental, la Unión Soviética, que usó a Cuba como cabeza de playa en la Guerra Fría a cambio de ayuda económica y gloria eterna para los que gobiernan por siempre.

Ahora que no está el aliado soviético, porque desapareció bajo el peso de su fracaso económico, estiran la mano para recibir la ayuda venezolana.

Eso hacen los dirigentes de la isla, en lugar de abrir los espacios económicos para la creatividad de sus habitantes, y flexibilizar el régimen dictatorial y permitir opinar a los cubanos.

O ¿a qué tipo de modelo propio se refiere el presidente de Cuba?

El único modelo concebible es con libertad individual y colectiva. Libertad de prensa. Elección libre de los gobernantes. Respeto a los derechos humanos.

Libertad económica para emprender y negociar, vender o comprar.

Nada de eso ha hecho el gobierno cubano, que tiene en el mando a las mismas personas desde hace más de 50 años.

Es cierto que en todos los países de América Latina —México señaladamente—, hay problemas con los derechos humanos. Pero perseguir a los opositores al gobierno no es una política de estado.

Aquí hay una Comisión Nacional de Derechos Humanos que formula acusaciones al Gobierno Federal, a los estatales, a la Procuraduría, al Ejército… y esos señalamientos se ventilan ante la opinión pública.

En México existen organismos no gubernamentales que defienden causas y personas contrarias al régimen. Así debe ser, y no como el modelo cubano, importado de la extinta Unión Soviética, donde ese tipo de agrupaciones son catalogadas “enemigas de la Revolución” y perseguidas por el Estado.

En Cuba existen los Comandos de Defensa de la Revolución (los CDR), que son civiles habilitados como policías para denunciar ante las autoridades a los “enemigos del régimen”.

¿Cuál es el modelo que propone Raúl Castro?

Quiero suponer que uno distinto al que tienen en Cuba, donde sólo el 1.7 por ciento de la población tiene autorizado el acceso a Internet, y únicamente el 1.2 por ciento puede tener un celular.

Habrá que esperar los detalles de la propuesta. Pero por ahora Cuba sigue viviendo de revender en los países del Caricom el petróleo que recibe de Venezuela.

Y que se apure, porque con el chavismo Venezuela pasó de ser el tercer productor mundial de petróleo (1998) a ocupar el lugar número 13 en 2012.

phl@3.80.3.65

Twitter: @PabloHiriart