El momento de Sabah

DICIEMBRE: Aprueban reforma política del DF
Por:

A pesar de que sólo ha jugado tres partidos, ya que no pudo estar presente en las jornadas 1 y 3 por estar con la selección nacional, Miguel Sabah ya se ha encumbrado en la cima de la tabla de goleo individual del Apertura 2009, al sumar cinco goles, cuatro de ellos en sus dos más recientes actuaciones, en las que logró dobletes ante Indios y Atlas. Si a eso se agrega el valiosísimo gol que le hizo a Estados Unidos en el estadio Azteca, el 12 de agosto pasado, Sabah vive hoy uno de los momentos más dulces de su aún poco ilustre trayectoria.

A punto de cumplir 30 años (lo hará el 14 de noviembre) este delantero nacido en Cancún, Quintana Roo, no ha logrado aún ganar ningún título a nivel local, y eso que defendió las históricas casacas de Chivas y Cruz Azul. En el plano internacional apenas debutó con el Tri el 10 de junio pasado en un partido ante Trinidad y Tobago, logrando adjudicarse en la pasada Copa Oro su primer título de goleo, con 4 tantos.

En la primera división Sabah debutó el 12 de agosto de 2000, en un Cruz Azul-Chivas en el Azul, y desde entonces en poco más de 200 partidos en ella contabiliza 76 goles, 67 en torneos de liga y nueve en fases finales.

Su buen inicio de torneo hace prever que tal vez en este Apertura 2009 con Morelia logre superar sus máximos registros goleadores (11 goles en el Clausura 2007 y en el Clausura 2009) y pueda por fin proclamarse campeón de liga o campeón de goleo, dos distinciones que de momento le han sido esquivas en sus nueve años al nivel mayor del futbol nacional.

LA JORNADA MÁS PRODUCTIVA

No ha sido el Apertura 2009 un torneo que haya regalado una media goleadora demasiado elevada ni mucho menos, pues, hasta antes de la quinta jornada, en 33 partidos jugados se habían anotado 74 tantos para un promedio de apenas 2.24. Afortunadamente este fin de semana ha mejorado considerablemente esa media, ya que por primera vez se rebasó la cifra de tres tantos por juego, al juntarse 29 goles en nueve citas, lo que convierte esta quinta fecha en la más prolífera en cuanto a goles, aun considerando que las tres primeras jornadas tienen un compromiso pendiente.

Nota: Están pendientes los juegos Querétaro vs. Atlante, de la fecha 1, que se disputa este miércoles; el San Luis vs. Atlante, de la fecha 2, y el Estudiantes vs. Chivas, de la fecha 3, que se efectuarán hasta el 10 de octubre.

Y MORELIA EN GRAN RACHA… MÁS VICTORIAS SEGUIDAS

Tras empatar en la fecha 1 con el Santos Laguna (1-1), Morelia ha ganado sus siguientes cuatro partidos, al vencer 2-1 al América, 2-1 al San Luis, 5-0 a Indios de Ciudad Juárez y ahora 2-0 al Atlas. Con ello ha igualado una marca de la franquicia y podría implantar un nuevo registro si el próximo fin de semana vence al Cruz Azul en el Morelos. Ésta es la quinta ocasión en sus distintas estancias en la primera división en la que Monarcas hila 4 triunfos en fila y la segunda que lo logran con Tomás Boy en el banquillo, estratega que ya había registrado una racha similar en la liguilla del Verano 1997. Además, incluyendo los 5 juegos del cierre del pasado Clausura 2009, Morelia presume hoy una cadena de 10 partidos de liga seguidos sin perder.

CHIVAS: 7 MESES SIN GANAR FUERA

Desde el 31 de enero pasado, cuando venció por 2-1 al Monterrey en el estadio Tecnológico, Guadalajara no ha vuelto a ganar en campo ajeno, sumando nueve salidas seguidas sin victoria alguna, con un balance de apenas tres empates a cambio de seis descalabros. Hay que aclarar que sólo cuatro juegos de esta racha son responsabilidad de Francisco Ramírez, quien no ha podido ganar al mando de las Chivas fuera del estadio Jalisco.

Nota: tiene pendiente su visita a Estudiantes Tecos, la cual fue reprogramada para el 10 de octubre próximo.

¡EXTRA, EXTRA! 3 TRIUNFOS DEL AMÉRICA AL HILO

A costa de su cliente Cruz Azul, América logró algo que para un equipo no tendría que ser tan especial pero que sí lo es, en el contexto actual: ligar tres victorias seguidas. Las Águilas no lo hacían, en liga o liguilla, desde mayo de 2007, cuando con Luis Fernando Tena en el timón obtuvo triunfos frente al Atlas (4-1) y Chivas (1-0 y 1-0) en la fase final del Clausura 2007. Es decir, Jesús Ramírez logró algo que muchos de sus antecesores, como Daniel Brailovski, Ramón Díaz y, obvio, Rubén Omar Romano, no pudieron.

fdm