El papel de los candidatos independientes en las elecciones

En sus marcas, listos… reelección
Por:
  • Alexei Flores Ontiveros

El hecho inédito que tres candidatos independientes a la presidencia (El Bronco, Zavala y Ríos Piter) sean opción dentro de la boleta electoral, puede cambiar el rumbo de las elecciones. El electorado está acostumbrado a tener como únicas opciones a candidatos partidistas, pero esta elección de 2018 serán seis opciones: tres miembros de distintos partidos, y tres candidatos independientes.

Por otro lado, está el  presente que viven los partidos políticos; donde ya no hay una ideología presente de fondo, aunque parezca que la más consolidada es la de la coalición Juntos Haremos Historia conformada por Morena, Encuentro Social y el Partido del Trabajo. Debido a éste hecho, el electorado ya no vota por cuestiones de partido, y se deja persuadir principalmente por el candidato. Aunque cabe resaltar, que Andrés Manuel López Obrador (candidato presidencial de la coalición anteriormente mencionada) es el candidato  que mayor popularidad tiene en la población y que debido a sus anteriores candidaturas, mayor experiencia tiene. Lo que lo coloca actualmente, con una ventaja ante sus oponentes.

Estos hechos, nos llevan a preguntarnos qué papel jugarán los candidatos independientes, si realmente tienen opciones reales hacia la silla presidencial o si sólo representan la fragmentación del voto. En el segundo caso ¿quién sería el mayor beneficiado? De ser el caso los principales afectados serían José Antonio Meade –cuya campaña no termina por “levantar”- y Ricardo Anaya en menor medida. Estos últimos dos debido a que sus seguidores están dispersos en la confusión partidista y por lo tanto no están consolidados a los candidatos. Por lo tanto, el mayor beneficiado sería Andrés Manuel, quien tiene fieles seguidores desde hace tiempo.

Los tiempos de campañas serán determinantes para ver que candidatos terminan por posicionarse mejor ante la población ya sea por popularidad o por propuestas realmente atractivas. Aunque las precampañas nos dieron una idea, no hay que dar por hecho que se repetirá esa realidad. Ahora en las intercampañas, los candidatos (y más específico los partidos) nos dan una probada de las batallas que pueden haber en las campañas, destacando la acusación por parte del PRI a Ricardo Anaya por lavado de dinero, un tema muy presente y que de alguna u otra manera terminara afectando al candidato del Frente Ciudadano por México.

Dentro de los candidatos independientes no parece haber un favorito, pero si podemos hablar de experiencia. El Bronco que ya ha tenido experiencia como representante electo en el Estado de Nuevo León y Margarita Zavala como primera dama durante la presidencia de Felipe Calderón. En el caso de Armando Ríos Piter no ha tenido experiencias de gran relevancia pero el hecho que entrara a la boleta electoral, es signo de posibilidad.

Será interesante ver cómo los candidatos independientes se desenvuelven en campaña para comprobar si serán determinantes o nada más una linda anécdota electoral.