El pastoreo de Ricardo Anaya al frente amplio

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • ruben_cortes

En el PRD y en el PAN están brillando más los críticos internos del frente opositor que los adalides. La razón es sencilla: los impulsores arrancaron mal al anunciar una idea que creen atractiva, pero sin un programa que indique qué quieren hacer si llegan a gobernar.

Si le preguntan sobre el tema al secretario general del PAN, Damián Zepeda, por ejemplo, cita de memoria los spots de su dirigente nacional, Ricardo Anaya, y hasta engola la voz al empezar a recitar: “México no va por el camino correcto…” Sólo le falta cerrar con la apostilla coloquial de “¿a poco no?”.

Pero nada sobre un proyecto. Puras vaguedades. ¿Cuál es la agenda económica, social, educativa? No sabe. Sólo corea con Anaya que “la economía va mal, la corrupción va peor…” Así ya ganaron PAN-PRD seis gubernaturas con expriistas como candidatos y en ninguna lo han hecho bien.

Lo explica mejor un propio panista, el senador Roberto Gil, al referirse al “frente opositor”:

—El candidato y la narrativa que teje, marcan la diferencia. Una agenda descafeinada, repleta de fórmulas de compromiso o de indeterminaciones convenientes, es altamente probable que termine derrotada por una opción que sí se defina ante un electorado más homogéneo.

Por supuesto que es atractiva la idea del frente amplio y sus impulsores están felices porque se apoderó de la agenda pública, pero la agenda es su trampa: tendrán que explicar cómo van a compaginar las plataformas programáticas de cada partido.

Por ejemplo, Damián Zepeda repite con Anaya que el aborto que propugna el PRD no es asunto de programa de gobierno, sino del Poder Legislativo. Pero lo traiciona el inconsciente cristero: aborto, eutanasia, donación de órganos, bodas y adopción gay… son un tema de libertad individual, de democracia.

En ese punto, el secretario general del PAN coincide con AMLO, quien proyecta someter a plebiscito el tema del aborto, cuando se trata de un asunto de derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo y de un país donde el aborto ilegal representa el siete por ciento de las muertes maternas.

Por eso el frente opositor será sacado pronto de la letanía de que se unen para sacar al PRI del poder, y cuando le recuerden que hace apenas un año lo sacaron de siete estados, y que el PAN, por ejemplo, ya gobierna a casi la mitad de los mexicanos. Es decir, en el poder están, eh.

Ahí acabará el frente amplio y quienes saldrán lastimados son quienes creen en ese proyecto, cuando entiendan que habrá sido una táctica de Anaya para ganar tiempo, sin quedar obligado a admitir antes de noviembre que quiere ser el candidato del PAN.

Anaya los está pastoreando.

Twitter: @ruben_cortes