Domingo 12.07.2020 - 14:49

El PRD y el cordon umbilical

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Javier Solórzano Zinser

En el PRD siguen sin saber qué hacer con López Obrador. No hay día en que algún perredista le mande un guiño al tabasqueño que sea respondido con un rotundo no, o con un “zafo”, como le pasó a Silvano Aureoles.

El PRD olvida que López Obrador se hizo a un lado desde hace mucho tiempo. El desdén fue total en plena campaña presidencial y antes de ella. Solicitó licencia como militante del partido y se la concedieron, sin tomar en cuenta que esta disposición no existe en los estatutos.

Andrés Manuel desarrolló su campaña presidencial de la mano del PT y no atendió al PRD. Los spots del Partido del Trabajo eran utilizados para promover a López Obrador, en un juego de mutuas conveniencias. El PRD hacía todo lo posible para que “su” candidato atendiera al partido y a sus dirigentes y nunca lo hizo, era la evidencia del principio del fin la cual meses después se hizo oficial.

El rompimiento se había dado desde tiempo atrás. AMLO había tomado distancia del PRD y en particular con la corriente que lo ha encabezado los últimos diez años, Los Chuchos.

Quizá la única manera de que López Obrador se quedara en el PRD hubiera sido bajo la premisa de que tuviera todo el control, como en Morena. Este escenario, con la historia del PRD y en función de quienes lo integran, no se ve factible.

Era sólo cuestión de tiempo para que López Obrador abandonara el partido. No lo dejó antes también por un juego de conveniencias mutuas. No había quién no lo supiera al interior del PRD y se presumía una posible desbandada. Todos se la pasaban haciendo cuentas y apuestas entre cuántos se iban a ir y cuántos se iban a quedar.

Después de esta historia no tiene lógica que en el PRD se anden desgañitando para ver si López Obrador los recibe o de menos los voltea a ver. En el PRD deben discutir lo que debe ser la izquierda y a la vez preguntarse si López Obrador y Morena caben en un proyecto de esta naturaleza.

Identificar qué es la izquierda y qué significa ser de izquierda es el gran reto del PRD. Cómo se debe ser oposición y cómo se debe ser gobierno. Es el aquí y ahora y es al mismo tiempo el futuro y su futuro. El PRD debe buscar cómo salir del hoyo en que lleva un rato metido y ya encarrilado debe cortarse el cordón umbilical.

 RESQUICIOS. Así nos lo dijeron ayer:

* Cada vez que hay redadas en antros o en table dance los policías primero consumen y luego actúan sin protocolo alguno. No se dan cuenta de que en muchos casos se trata de personas, no de trata de personas: Morelia Tovar, presidenta Mov. Pro Entretenimiento Erótico.

solorzano52mx@yahoo.com.mx

Twitter: @JavierSolorzano