El quinto zarpazo

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • danielalonso-columnista

El América la cruzazuleó. Es la mejor manera de definir el desenlace de esta Final. Un duelo que a todos los aficionados nos recordó a aquella final entre Águilas y Cruz Azul; sin ser una calca exacta si existieron elementos muy similares, incluida la superioridad en jugadores que tuvo el Ame, el empate agónico de cabeza y la cara de derrota que mostraron los lanzadores de penales del equipo perdedor. Bien dicen, recordar es revivir.

Una final atípica desde el calendario hasta los tiempos extras de canchita de futbol 9. Un arbitraje de vergüenza, de lo peorcito que he visto en un partido de futbol y del arbitraje… ¿Ahora entienden porque la FIFA quiere implementar los “asistentes de video”? Es una lástima que el futbol es el deporte en donde más se discute este tema no importa el calibre del partido o competencia. El futbol sigue y seguirá siendo un deporte maldito en cuanto al tema de justicia deportiva.

La culpa, tal vez no absoluta, pero sí la mayoría, fue de quienes graciosamente eligieron jugar la final en Navidad. Hacer una pausa de casi tres semanas en vez de jugar una fecha sin seleccionados o agregar una fecha doble o iniciar un semana antes el torneo… había opciones, optaron por su experimento y el resultado fue lo que vimos. De haberse jugado inmediatamente después de las semis, otro nivel de final hubiera sido, hasta de arbitraje.

Del partido, hasta el minuto 60 poco que decir; Como suelen ser las finales, había más tensión que buen futbol, hasta que el Tuca realizó un cambio clave. Ojo, más que acierto de Ferretti, fue obra del destino. Un viejo conocido por el futbol mexicano reapareció para cambiar la final; me refiero a Damián Álvarez quien entró por la lesión de Aquino. El Enano fue un auténtico cuchillo por la banda izquierda; recortó a rivales y sacó centros las veces que quiso.

Era cuestión de tiempo que uno derivara en un beso a las redes de Moisés.

Del América decir que luchó e hizo partido 209 minutos. Aunque no fue mejor que Tigres en la serie, generó varias jugadas de gol y los puso en jaque. Faltó contundencia y en este renglón Oribe reconoce su baja de juego; la que falla en el Universitario a un metro de la línea de gol es increíble. También señalar que Sambueza ha cumplido su ciclo con el América únicamente aportó una tarjeta roja que despertó al tigre en el peor momento.

¿El centenario águila un fracaso? Eso quedará a la interpretación de cada miembro del Club y de cada aficionado. Lo que no queda a interpretación, es la crisis visible por la que atraviesa Televisa y que ha permeado en todas sus líneas de negocio, incluyendo el América.

No resta más que felicitar al cuadro felino por su quinto título; al presidente Alejandro Rodríguez y su directiva. Al cuerpo técnico, al binomio Ricardo Ferretti y Mejía Barón, con la pena a todos los detractores del Tuca, tendrán que esperar hasta su jubilación. En hora buena a todos los jugadores, en especial al MVP Nahuel, quien es conocido ahora como El Adivinador. Y claro, a la fantástica afición tigre que se dejó 5 años de vida en el Volcán. ¡Felicidades Campeones!

dan.alonso@yahoo.com

Twitter: @dan_alonsov