Domingo 20.09.2020 - 23:00

El ridículo de Marcelito

El ridículo de Marcelito
Por:

Cierto que en sus épocas priistas como regente del DDF, Manuel Camacho enseñó a Marcelo Ebrard a crear problemas ficticios para luego solucionarlos y quedar como héroe, pero ahora sí se pasaron.

Tanto deschongue de diputados para aumentar impuestos y servicios a los capitalinos para que ahora el jefe de Gobierno los derogue.

La populista medida —extraña en Marcelo— no tendrá mayor impacto en los bolsillos de la gente, pues el que no suban las actas de defunción, las copias o las licencias de conducir no genera ahorro para el grueso de la población.

Ridículo se ve Marcelito copiando al economista López Obrador, acusando al gobierno federal de recetar sueldazos a sus altos funcionarios.

Claro que la Federación abusa del erario, pero ni el GDF ni mucho menos El Peje ­—que se niega a explicar cómo vive con tantos lujos sin trabajar— están exentos de ello.

Marcelo mantiene en la nómina a sus cuates, a los de López Obrador, a su ex mujer —con sueldo casi igual al de él y con oficinas en varios lugares del mundo—, y aún se atreve a criticar.

Bueno hubiera sido que metiera reversa al aumento al agua, al Metro y al impuesto a la nómina; eso sí beneficiaría a millones de capitalinos pobres.

Si Ebrard había aumentado todo era “para garantizar la viabilidad de la ciudad”; si ahora mete reversa quiere decir que los incrementos no eran tan necesarios.

En su locura populista arrastró a sus sirvientes de la Asamblea Legislativa, empezando por Alejandra Barrales, quien en actitud de tapete organizó una conferencia para apoyar las medidas de su patrón.

Lo malo es que ni siquiera se preparó para ello y fue vapuleada por los reporteros, a los que no les pudo explicar por qué hay funcionarios en la ALDF que ganan más que Marcelo.

Si en verdad fueran austeros, congruentes y solidarios, los diputados reducirían el sueldo al oficial mayor, el tesorero y el contralor, por ejemplo, que ganan mucho más que Ebrard.

Le pedirían al jefe de Gobierno reducir los sueldos de la burocracia y congelarlos; los diputados renunciarían a sus jugosos apoyos que les generan casi 400 mil pesos al mes.

Bien haría Barrales en revelar cuánto cobra extra por presidir la Comisión de Gobierno, pues en la anterior Legislatura Víctor Hugo Círigo se llevaba 700 mil y Agustín El Tontín Guerrero 300 mil al mes, para gastos sin justificar.

No vaya a ser que la alumna supere al maestro…

 CENTAVITOS... Marcelo entregó ayer tarjetas a los viejitos del DF, noticia que debió interesarle a René Bejarano, quien el lunes cumplió 57 años y ya se acerca al padrón de beneficiarios, cuando menos para que justifique algún ingreso lícito que sustente la vida de jeque que se da. Dicen que al de las ligas, quien está estrenando casa en Isabel la Católica 1003, le choca que le digan su edad, pues siente que el reloj biológico lo está rebasando. En su fiesta de cumple se reforzaron las ligas del grupo, aunque no hay video de ello, pues desde marzo de 2004 quedaron prohibidos.

jadrian02@yahoo.es

fdm