Martes 14.07.2020 - 00:24

El vuelo de las tortugas

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Bibiana Belsasso

La tecnología de drones que revolucionó la guerra en Irak y otros países, y que entró al mercado mundial utilizándose por los distintos gobiernos, desde hace más de cinco años realiza actividades como el patrullaje en la frontera con México, en la búsqueda de las personas desaparecidas en terrenos

de difícil acceso, vuelan en huracanes para recolectar datos meteorológicos, fotografían escenas de accidentes de tráfico y son utilizados en temas de seguridad nacional. Ahora además servirán para preservar especies en peligro de extinción.

Ahora estos artefactos patrullarán las playas y las zonas marítimas para proteger a las tortugas golfinas y a la vaquita marina. Existen menos de 100 vaquitas marinas en el mundo y el presidente del Fondo Mundial para la Naturaleza en México, Omar Vidal, ha dicho: “es una especie emblemática de México, es como el panda para China, ni más ni menos”.

Las tortugas golfinas son también una especie que se considera vulnerable. Son muy propensas a la disminución de su población porque su tasa de crecimiento es muy lenta. Además cada día está siendo afectado su hábitat. Pero quizá el problema más grande es que el hombre les quita sus huevos, que son utilizados para consumo personal y comercial.

El titular de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, Guillermo Haro Bélchez, estableció que a través de operativos, que incluirán el uso de drones en las áreas naturales de desove, se reforzará la protección de la tortuga golfina en playas de Oaxaca y Michoacán durante la temporada de afluencia de esta especie en peligro de extinción.

El funcionario dijo que al año, en las playas del estado de Oaxaca, se registran cifras de hasta un millón 600 mil quelonios, de los cuales un millón llegan a Escobilla y el resto a Morro Ayuta, donde vienen a cumplir con su ciclo de vida para desovar.

Las tortugas golfinas depositan un promedio de 100 huevos que deberán pasar un periodo de incubación natural de entre 40 y 45 días antes de abrirse.

La intención de estos operativos es coordinar las acciones preventivas y reforzar la vigilancia con la ayuda de drones en colaboración con la Secretaría de Marina y también se intensificará la presencia de inspectores de la Profepa y la Marina-Armada de México, así como con la ayuda de la Policía Federal, para evitar el saqueo ilegal de huevos de tortuga.

Por medio de drones será más fácil que las autoridades federales ubiquen los centros de acopio y distribución de aquellas personas dedicadas al tráfico y venta ilícita de huevos de tortuga. La realidad es que por más que se intente vigilar las distintas zonas donde desovan las tortugas esto es casi imposible.

Todos los años se presentan casos que revelan la presencia de saqueadores. Seguramente esta nueva tecnología será de gran utilidad para vigilar a estas especies.

Hace unos meses les platicaba en esta columna cómo además del uso que el gobierno le pueda dar a estos artefactos, en un futuro no muy lejano, los sistemas de ventas con entregas a domicilio, así como la mensajería, recurrirán al uso de drones, teniendo como ejemplo las pruebas de Domino´s y Amazon, entre otros. Eso todavía tendrá que esperar porque aún no se ha legislado el espacio aéreo para estos artefactos con fines comerciales. Pero sin duda es una muy buena noticia que las nuevas tecnologías se estén utilizando ya en México.

bibibelsasso@hotmail.com

Twitter: @bibianabelsasso