Elecciones a la Facebook

“En un país desigual las mujeres somos el blanco de la violencia”
Por:
  • bibiana_belsasso

¿Qué tan protegidos están nuestros datos personales y más ahora ante las próximas elecciones? ¿Cuántas veces le han mandado mensajes a sus redes o le han hablado a su teléfono particular para realizar una encuesta o hacer propaganda a favor de algún candidato?

Son muchas las bases de datos que se venden, pero el tema de Facebook ha sido escandaloso.

Ahora sabemos que la consultora Cambridge Analytica, fundada en 2013, está acusada de obtener información de más de 50 millones de usuarios de Facebook sin permiso, violando las políticas de uso de la red social. Con dichos datos habría generado anuncios políticos dirigidos a favorecer la campaña presidencial de Donald Trump y el Brexit de Reino Unido.

Los diarios The New York Times y The Guardian publicaron las revelaciones de Christopher Wylie, exempleado de Cambridge Analytica.

El sistema de robo de datos se ideó en 2014, cuando Wylie contactó al profesor de la Universidad de Cambridge Aleksandr Kogan para idear un sistema que les permitiera obtener información relevante de un gran número de usuarios.

Entonces Kogan creó una aplicación llamada This is your digital life, que funcionaba como un test online. A los usuarios se les pagaba de 2 a 5 dólares por completar un cuestionario, pero para hacerlo había que iniciar sesión en Facebook y otorgarle permisos a la app, como recoger información sobre la actividad del usuario y acceder a la ubicación y a los contactos en la red.

Unos 270 mil perfiles hicieron la encuesta online, lo que derivó en la recopilación de información de 50 millones de perfiles.

Todo fue enviado a Cambridge Analytica sin permiso de los usuarios. Se sabe que esta empresa estuvo ofreciendo sus servicios, mejor dicho, vendiendo bases de datos de perfiles también aquí, en México.

Cuando decimos que el gobierno ruso tuvo ingerencia en las elecciones, promocionando a Donald Trump, es algo muy parecido al esquema que utilizó Cambridge Analytica.

El actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, contrató los servicios de la consultora en 2016 por más de 6.2 millones de dólares.

Como consecuencia del hecho, las acciones de Facebook cayeron siete por ciento en Wall Street, además de enfrentar cargos en Massachusetts y una multa millonaria por violar las regulaciones de la Comisión Federal de Comercio de EU.

Luego de varios días Mark Zuckerberg finalmente ha salido a hablar: asumió la responsabilidad, admitiendo que se han cometido errores y prometió que ya se están tomando medidas.

“Tenemos la responsabilidad de proteger tus datos, y si no podemos hacerlo, entonces no merecemos servirte. He estado trabajando para comprender exactamente qué sucedió y cómo asegurarnos de que esto no vuelva a pasar”.

Zuckerberg mencionó las modificaciones que se hicieron en 2014 para proteger a la comunidad de las aplicaciones abusivas, como la que usó Cambridge Analytica para obtener información de millones de personas, y recalcó las nuevas medidas anunciando tres cambios principalmente:

“Investigaremos todas las aplicaciones que tenían acceso a grandes cantidades de información antes de cambiar nuestra plataforma para reducir drásticamente el acceso a los datos en 2014, y realizaremos una auditoría completa de cualquier aplicación con actividad sospechosa”.

“Segundo, restringiremos aún más el acceso a los datos de los desarrolladores para evitar otros tipos de abuso. Por ejemplo, eliminaremos el acceso de los desarrolladores a tus datos si no has utilizado su aplicación en 3 meses. Reduciremos la información que le proporcionas a una aplicación cuando inicias sesión –sólo será tu nombre, foto de perfil y dirección de correo electrónico–. Exigiremos que los desarrolladores no sólo obtengan aprobación, sino que también firmen un contrato para solicitar el acceso a sus publicaciones u otros datos privados”.

“Tercero, queremos asegurarnos de que entiendas qué aplicaciones permitiste que accedieran a tus datos. Ya tenemos una herramienta para hacer esto en su configuración de privacidad, y ahora vamos a ponerla en la parte superior de su News Feed para asegurarnos de que todos lo vean”.

Al final de su publicación Mark Zuckerberg afirma que harán “lo que sea necesario para proteger a la comunidad” y promete que trabajarán para crear “un mejor servicio a largo plazo”.

Este tipo de prácticas ha cambiado el resultado de varias elecciones. En México estamos en pleno proceso electoral y, como se dijo, Cambridge Analytica ofreció su base de datos aquí, en México.

El ejemplo de lo que ha sucedido en Estados Unidos nos debe preocupar, y más aún en un país donde, según el 13° Estudio sobre los Hábitos de los Internautas en México en 2017 de la Asociación de Internet.mx, se demuestra que:

Nueve de cada 10 internautas mexicanos están interesados en la evolución de los procesos electorales de éste y el próximo año, y seis de cada 10 consideran que Internet los acerca a los procesos democráticos y se informarán acerca las propuestas de campaña, los actores políticos, los casos de corrupción y la transparencia de los candidatos en redes sociales y portales de noticias.

Qué bueno que finalmente estén saliendo a relucir este tipo de prácticas.

Nos alcanza el escándalo

Cambridge Analytica, la empresa de marketing político acusada de robar datos de más de 50 millones de usuarios de Facebook para la campaña de Donald Trump, estuvo en México y ofreció sus servicios al menos a dos partidos, de acuerdo con medios ingleses.

Un reportaje del Canal 4 en el Reino Unido mostró a dos de las figuras más importantes de la compañía: Mark Turnbull, director de división política, y Alex Tyler, jefe de datos, reconociendo haber trabajado en el país: “Si recolectas los datos de las personas y creas sus perfiles, eso te da una visión más amplia de lo que puedes usar para saber cómo segmentar a la población para darles mensajes sobre los temas que les preocupan. Usamos eso en América y usamos eso en África”, dice Tyler. “Lo hicimos en México, lo hicimos en Malasia”, añadió Turnbull.

Los miembros de la compañía fueron grabados con una cámara oculta por un periodista del canal que se hizo pasar por un posible cliente. Sin saber que eran filmados, aseguraron que incluso han usado identidades falsas.

Tras este escándalo, el fundador y director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, publicó un comunicado en la red social en la que reconoce que la empresa cometió errores, asume la responsabilidad y explica cuáles son los pasos siguientes.

“Tenemos la responsabilidad de proteger sus datos y si no podemos hacerlo, entonces no merecemos servirles”, dice, e indica que intenta entender lo ocurrido para asegurarse de que no vuelve a suceder.