Elecciones, qué asco

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • bibiana_belsasso

Yo no sé si estoy sensible, pero jamás había visto unas campañas políticas con tanta guerra sucia. Es verdad que siempre se han dado ataques antes de las elecciones, pero en esta ocasión todos los partidos han emprendido una batalla con pocas propuestas y mucha agresión.

Se han descalificado, calumniado y denostado en debates, spots, espectaculares, volantes y más recientemente en las redes sociales, en las cuales no hay ningún tipo de control.

Las campañas negras pueden tomarse como muestras de debilidad de un contendiente frente a otro o también como imposición de poder: la estrategia es causar sentimientos negativos en los votantes para influenciar el voto dejando atrás las propuestas y los proyectos de los abanderados y sus partidos.

Uno de los estados donde los ataques han sido durísimos ha sido sin duda Veracruz.

Por un lado están el candidato del PRI, Héctor Yunes Landa; por el PAN-PRD, Miguel Ángel Yunes Linares y de Morena, Cuitláhuac García Jiménez. Se han dicho de todo. Lo más grave son los señalamientos de pederastia hechos a Miguel Ángel, pero que fueron desmentidos por la propia joven que se supone era su víctima.

O la respuesta de Miguel Ángel a Héctor al decirle que si es pederasta por qué lo deja convivir con su hija, que es también su sobrina, porque ambos Yunes son primos hermanos.

En los debates se han acusado mutuamente de desvío de recursos, daño patrimonial, enriquecimiento ilícito, vínculos con la delincuencia organizada y amistad con Francisco Colorado, detenido en Estados Unidos por lavar dinero de Los Zetas.

Este lunes los dirigentes estatales del PRD y el PAN, Rogelio Franco Castán y José de Jesús Mancha Alarcón, dieron a conocer en conferencia de prensa audios en los cuales presuntamente el titular de la Secretaría del Trabajo, Previsión Social y Productividad (STPSP), Gabriel Deantes, se pone de acuerdo con otra persona, supuestamente aliada de Andrés Manuel López Obrador, para hacer crecer la campaña del candidato a gobernador de Morena, Cuitláhuac García Jiménez.

Miguel Ángel Yunes Linares es conocido en el mundo político desde hace muchos años por tener un acervo de comunicaciones privadas que utiliza cuando son necesarias para amedrentar a sus rivales. En esta campaña esa misma práctica se la aplicaron a él y han sacado muchos audios para mostrar las millonarias operaciones inmobiliarias efectuadas por él con su hijo Omar.

En Tamaulipas ha ocurrido lo mismo. Francisco Javier Cabeza de Vaca ha sido fuertemente golpeado por su presunta conexión con el narcotráfico.

Acusaciones de las que se ha tratado de deslindar, pero tampoco lo ha logrado del todo. Él a su vez señala a su contrincante del PRI, Baltazar Hinojosa, de tener también nexos con grupos del narcotráfico, pero tampoco lo ha podido probar.

El estado que suma el mayor número de quejas sobre dádivas de despensas y el mal uso del programa asistencial Prospera es Oaxaca.

El vocero de la coalición PAN-PRD en la entidad, Isaac Rodríguez, acusó a gente del candidato del PRI, Alejandro Murat, de repartir canastas de alimentos y productos de necesidades básicas que llegaron en tres camiones al poblado de Santa María Atzompa procedentes del Estado de México. Más grave que eso son los señalamientos por los innumerables negocios inmobiliarios de la familia Murat en Nueva York. Los priistas han contraatacado con una campaña de denuncias contra el gobernador Gabino Cué y el candidato José Antonio Estefan por supuestas cuentas en el extranjero.

Pero no son los únicos. Casos similares y de otra índole se han presentado en Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Hidalgo, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas, en donde habrá comicios.

En Zacatecas las denuncias sobre presuntas amenazas de muerte en contra del contendiente a la gubernatura por el Partido Encuentro Social, Marco Flores, opacaron la atención que buscaba el candidato de Morena, David Monreal, al contabilizar el supuesto reparto de 300 mil despensas.

Mientras que en Chihuahua aparecieron el 9 de mayo espectaculares en los cuales colocaron fotografías del abanderado del PAN, Javier Corral, y de sus hermanos, quienes hace unos años fueron aprehendidos acusados de narcotráfico. El blanquiazul sostuvo que se trata de calumnias fruto de la desesperación y el miedo del PRI, pero el hecho es que esos consanguíneos de Corral sí están detenidos.

En Puebla también se ha dado guerra sucia. Recientemente se detectaron toneladas de propaganda negativa en contra de José Antonio Gali Fayad, aspirante de la coalición Sigamos Adelante. Blanca Alcalá Ruiz, apoyada por el PRI para la gubernatura de Puebla, mostró dos videos en los cuales presuntamente personal del gobierno poblano hace entrega de cheques por el regreso de las fotomultas.

Hoy casi todas las elecciones están en el aire. Cualquiera puede ganar. Pero quizá lo más grave es dejar tantas heridas en el camino, que se abrirán una vez que se quiera gobernar. Esos mismos candidatos que se disputan las gubernaturas son los que más perjudicados saldrán de estos procesos porque ninguno quedará limpio.

bibibelsasso@hotmail.com

Twitter: @bibianabelsasso