Miércoles 8.07.2020 - 17:47

En quince dias, el 2018

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Bibiana Belsasso

Hace dos semanas, cuando me fui de vacaciones, todavía algunos se preguntaban si Manlio Fabio Beltrones aceptaría la dirección general del ISSSTE o alguna posición similar en la administración federal. La posibilidad de que llegara a la presidencia del PRI estaba presente, pero muchos insistían en decir que el Presidente Peña no le otorgaría un espacio de poder tan amplio a alguien que no era de su equipo. El 17 se registra Manlio como el único aspirante a esa posición.

Hace quince días, la Sección 22 de la Coordinadora apenas se amanecía, sorprendida, viendo que se le había ido de las manos, que el gobierno le había quitado, aliado con el gobierno de Gabino Cué, su principal espacio de poder, el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca, el IEEPO, de donde salían recursos, puestos de trabajo, riquezas no explicadas y demasiado evidentes. Hace quince días, quién supondría que tanto el líder de la Sección 22, Rubén Núñez, como el secretario de Educación Pública, Emilio Chayffet, terminarían, los dos, en el hospital… por el estrés o por la política.

Hace quince días, un crimen tan brutal como el cometido en la colonia Narvarte, parecía cosa de una novela policial negra, pero también es sorprendente que en dos semanas, más allá de que todo indique que ese crimen no tuvo nada que ver con la libertad de expresión, el gobierno de Veracruz no pueda tener siquiera una narrativa sobre qué es lo que sucede con los periodistas y activistas de ese estado. Pero también hay que decir que, cuando ocurrió ese crimen, nadie pensaba que la Procuraduría del DF pudiera estar tan cerca de atrapar a los responsables como lo está hoy.

En los próximos quince días, Beltrones como Presidente, y Carolina Monroy del Mazo, como secretaria general, tendrán que estar asumiendo la dirigencia del PRI y cambiando necesariamente la dinámica de ese partido. En quince días, el PAN deberá elegir a su nueva dirección partidaria y seguramente el PRD estará en ese trance. En apenas tres semanas habrá una nueva legislatura donde los dirigentes de los partidos que participaron en el Pacto por México (Camacho, Madero y Zambrano), pueden ser coordinadores (o quizás no). En quince días comienzan las clases y la Coordinadora y el gobierno federal deberán mostrar, cada uno, su verdadero músculo, para afrontar la lucha (o la oposición) por la reforma educativa. Y en la siguiente quincena, dicen, habrá cambios en el gabinete, y se confirmará que a la embajada de Washington llegará Miguel Basáñez, el académico que nadie tenía en su radar.

En quince días ha cambiado, y mucho, el escenario político nacional. ¿No les parece que entonces no habría que especular tanto con lo que sucederá en el 2018, dentro de dos años y medio?, ¿no creen que hay que atenerse mucho más a lo que está sucediendo ahora, que imaginar lo que sucederá entonces? En quince días todo cambia, ¿para que el 2018 quede igual?

bibibelsasso@hotmail.com

Twitter:@bibianabelsasso