Favor de no viajar a México

En lo que va de este 2018 se han reportado en nuestro país al menos seis casos de extranjeros que han perdido la vida en las principales playas de Quintana Roo, Guerrero y Oaxaca, y en los cuales se presumen posibles asesinatos.

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

* En general en todo el país no es recomendable manejar o caminar de noche por las calles.
* Vigilar bien las pertenencias en zonas turísticas.
* Si te asaltan, no te resistas y entrega todo lo que tengas.
* Evita lugares solitarios, como los vagones del Metro.
* No utilices cajeros automáticos en la vía pública.
* Maneja un perfil bajo y no preguntes indicaciones en la calle, dirígete a una persona oficial.

Éstas son algunas de las recomendaciones que se pueden encontrar en portales extranjeros de viajeros que hablan sobre México. El común denominador es el temor a ser víctima de la inseguridad y la violencia, que ya ha cobrado fama internacional.

Lo escrito es además respaldado por el Foro Económico Mundial, que en su reporte de competitividad 2017 puso a México en el lugar 116 de 136 países que se evaluaron de acuerdo a sus políticas de seguridad de “viajes y turismo”, es decir, las medidas que ofrecen a sus visitantes para hacer de su estadía algo seguro.

En lo que va de este 2018 se han reportado en nuestro país al menos seis casos de extranjeros que han perdido la vida en las principales playas de Quintana Roo, Guerrero y Oaxaca, y en los cuales se presumen posibles asesinatos.

“La situación de inseguridad en muchas partes de México está empeorando constantemente. Sólo por las elecciones presidenciales, del Congreso y de gobernadores el 1 de julio de 2018, se espera un nuevo aumento de la violencia”, dice parte del comunicado que esta semana emitió el gobierno de Alemania para alertar a sus ciudadanos sobre los viajes a México.

Tamaulipas, Sinaloa, Colima, Guerrero, Michoacán, Jalisco, Chihuahua y el Estado de México son los focos rojos que marca el país europeo, sin dejar de advertir evitar hospedarse en el centro del puerto de Cancún.

En enero pasado la Secretaría de Turismo informó que México cerró 2017 con la visita de 39 millones de turistas extranjeros.

Lo anterior es grave considerando que, según el reporte anual del Sistema Integral de Operación Migratoria, en 2015 el aeropuerto de aquella ciudad del Caribe mexicano fue el punto de llegada de casi el 40% de todo el turismo extranjero que visitó México ese año.

Desgraciadamente Alemania no es la única nación que advierte de los riesgos de visitar México como turista. En enero pasado Estados Unidos actualizó el formato de su alerta de viaje dejando a México en la clasificación dos, que significa “ejercer mayor precaución” y de plano sugirió evitar visitar Colima, Guerrero, Michoacán, Sinaloa y Tamaulipas.

España, por su parte, advierte que “teniendo en cuenta que la situación de seguridad evoluciona constantemente… se recomienda posponer aquellas visitas que no sean imprescindibles”, refiriéndose a la región comprendida por Veracruz, principalmente, Puebla y San Luis Potosí.

Ésta es nuestra realidad hacia el exterior, aunque hacia el interior la Secretaría de Relaciones Exteriores asegura que las alertas no han afectado el flujo turístico hacia nuestro país, que captó 21 mil 333 millones de dólares por gastos de visitantes internacionales en 2017, lo que significó un nuevo récord por quinto año consecutivo.
Y es que el turismo para México no es cosa menor, pues representa el 8.5% del Producto Interno Bruto de la economía del país cuando el promedio en las naciones miembros de la OCDE es 4.1%.

En 2017 los trabajadores relacionados al turismo en nuestro país llegaron a casi 4 millones de personas, lo que significa que este sector ha creado más puestos de trabajo que la agricultura, y después de la industria automotriz es el que más divisas genera.

De no haberse emitido alertas de viaje sobre México, nuestro país se hubiera podido colocar como el quinto destino de viaje más importante del mundo en 2018, según un estudio realizado por la Organización Mundial del Turismo, pero el hubiera no existe…
Hoy, destinos emblemáticos, como Cuernavaca, Acapulco, Los Cabos y Cancún, a los ojos del mundo pasaron de ser refugios paradisiacos a santuarios del narco…

Con los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, que calificó el pasado enero como el mes más violento del que se haya tenido registro en el país (2 mil 500 homicidios, en promedio 82 personas asesinadas por día), nuestra gallina de los huevos de oro, que por décadas fue el turismo, hoy se encuentra gravemente herida y no parece que vaya a mejorar…

Compartir