Finanzas publicas, el temor

Incendio en la Cuauhtémoc provoca el desalojo de 200 personas
Por:

Los mercados financieros pasan por uno de sus mejores momentos desde que inició la crisis y pese al apoyo que significó la decisión de Moody’s al mantener la calificación de la deuda pública, no cesan los temores por la viabilidad de que se concrete una buena reforma fiscal.

Nuevamente ayer los mercados mexicanos registraron una buena jornada, donde la cotización del peso frente al dólar en operaciones al mayoreo y el principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores, se ubicaron en niveles que prácticamente han borrado las pérdidas sufridas a lo largo de la actual crisis financiera global.

La decisión de la calificadora de riesgo crediticio Moody’s de mantener la perspectiva estable de los títulos de deuda pública en moneda extranjera a largo plazo, ha permitido que se extienda el buen comportamiento de estos indicadores. Y si es cierto que los mercados financieros anticipan los acontecimientos económicos, entonces la perspectiva de una recuperación a partir del próximo año parece más cercana.

Agustín Carstens, el secretario de Hacienda, se ha mostrado cansado de hacer declaraciones ante la prensa de sus estimaciones sobre la magnitud de la recesión en este año. Y no es para menos, lo ha hecho en seis ocasiones al pasar de un crecimiento de +2.8% a una caída de -5.5 por ciento.

Es un hecho, este 2009 será perdido en materia de crecimiento y generación de empleos, y en el mejor escenario nos llevará entre dos y tres años recuperar los niveles previos a la crisis.

Pensándolo bien, de ahí la importancia de que el tema fiscal quede resuelto para que sea un factor de recuperación y no un lastre.

Los especialistas del Departamento de análisis de Invex lo sintetizan así: “Los posibles escenarios relacionados con una solución a la problemática fiscal no apuntan hacia un mayor crecimiento para el año que viene; en cambio, se abre la posibilidad de presiones inflacionarias sí, con el objetivo de no violentar el déficit fiscal, se decide aumentar los precios públicos”.

manuel.herrera@3.80.3.65

asc