Habria que ser mas cautos

“Empresas aspiran a vender 25% de sus productos online”
Por:

Hoy una buena parte de los periodistas deportivos se “acomodan” al sentido del viento, se dejan llevar por el fervor y el optimismo y se suben al barco de la desmesura.

A unas horas del crucial juego entre México y Estados Unidos, la mayoría de ellos se atreven sin empacho a anticipar la victoria del equipo de Javier Aguirre (Hasta por goleada) y no le otorgan ninguna opción de victoria al equipo de Bradley. Yo no discuto que exista la posibilidad de que, en efecto, México gane hoy y la historia se mantenga intacta. Los números son claros, EU jugó a nivel mayor 23 veces en suelo mexicano, sufriendo 22 derrotas y rescatando apenas un empate.

Tampoco voy a ignorar que la inercia del tri luce hoy diferente y que el 5-0 de la Final de la Copa Oro, evidentemente ha servido para mejorar “el entorno” y subir la confianza de los jugadores, elementos que por supuesto hay que considerar como positivos. Pero nuevamente detecto ese mal que no es otra cosa que síntoma de una tremenda inmadurez.

Tenemos la maldita costumbre de pasar de la depresión a la euforia, sin escalas y de un extremo al otro casi sin darnos cuenta. Somos capaces de “vender caro” por la mañana al equipo estadounidense como un “gigante invencible” y en la tarde decir que no vale nada, que es un equipito de quinta. A ese extremismo enfermizo, hoy le agregamos un resultado atípico y escandaloso como el famoso 5-0. Ahora resulta que México hizo una “gran” Copa Oro, y que una buena parte de ese equipo que hasta antes de la Final -o incluso en el descanso- generaba muchas más dudas que certezas hoy está conformado por grandes jugadores, un DT que se las sabe de todas todas, y llega en mejor momento que EU.

No creo que sea sano olvidar que existe una seria posibilidad de que eso no ocurra, y que tampoco debería resultar extraño que EU obtenga un empate o inclusive un triunfo, porque si bien es cierto nunca lo ha hecho -ganar en el Azteca- tampoco nunca pareció más cercana esa posibilidad.

Lo logrado por México además ha valido también para borrarle méritos al ordenado y competitivo equipo de EU, que lleva casi tres años de trabajo con un mismo DT, y que en su más reciente torneo, la Confederaciones, logró quitarle un largo invicto a España y hacerle un partido muy serio a Brasil.

Cuando se conquistó la Copa Oro con esa inolvidable Final, se habló de que la Selección Nacional de EU a la que se había vencido era un equipo “B o C”, pero que también México estaba lejos de ser la “A”. Ahora resulta que el TRI jugará casi con los mismos hombres que lo hizo el 26 de julio -salvo Salcido, Rojas, Guardado y tal vez Cuauhtémoc- pero con la evidente diferencia de que esta vez enfrentará al equipo “A” de EU, aquel que tuvo un buen papel en la Confederaciones de Sudáfrica.

El factor anímico ha mejorado notablemente y puede sustentar, un mejor rendimiento futbolístico en lo individual y lo colectivo, pero si somos sensatos y ambas selecciones tienen este miércoles una actuación promedio de las que han tenido en la eliminatoria, por lo menos habría que ser más cautos en el análisis y menos triunfalistas en la postura.

witkerjor@yahoo.com

asc