Martes 4.08.2020 - 01:00

Hacia un futuro dinamico del desarrollo economico de las poblaciones de Mexico

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Dr. Abel Jaime Navarro

En México existen alrededor de doscientas poblaciones con características de ciudades pequeñas o medianas. El resto del país son poblados muy pequeños con poca infraestructura. Hay varias posibilidades para desarrollar económica y socialmente estas comunidades. En esta primera parte nos enfocaremos a comentar el desarrollo de las pequeñas y medianas ciudades.

Durante mi experiencia en Naciones Unidas pude observar y colaborar en los planes de desarrollo económico y social de América Latina y compararlos con la forma en que se promueven las ciudades en Estados Unidos. La primera pregunta es: ¿qué es desarrollo económico?

No hay una sola definición que incorpore los distintos aspectos de desarrollo económico. Puede ser descrito en términos de objetivos, que se describen comúnmente como la creación de empleo y riqueza, y la mejora de la calidad de vida. El desarrollo económico también se puede describir como un proceso que influye en el crecimiento y la reestructuración de una economía para mejorar el bienestar económico de una comunidad. En el sentido más amplio, el desarrollo económico abarca tres áreas principales:

• Las políticas que el gobierno se compromete a cumplir con objetivos generales económicos, incluyendo control de la inflación, alto nivel de empleo y el crecimiento sostenible.

• Políticas y los programas para proveer servicios que incluyen construcción de carreteras y gestión de vivienda, y proporcionar acceso médico a los más desfavorecidos.

• Las políticas y programas dirigidos a mejorar el clima de inversión, el presupuesto y las finanzas, comercialización, desarrollo y mejora de los barrios, la retención y expansión de negocios, la transferencia de tecnología, el desarrollo de bienes raíces y otros.

Hay tres áreas para desarrollar las ciudades:

1. Retener el empleo e incrementar la productividad mediante la auto-capacitación.

2. Crear nuevas fuentes de trabajo.

3. Tener una base impositiva que permita la distribución del ingreso.

Los programas de retención de empleos ayudan a las pequeñas empresas para evitar su reubicación y para ayudarles a sobrevivir en tiempos difíciles.

El propósito es establecer relaciones entre empresas de la comunidad y desarrolladores económicos.

Una tendencia reciente en la retención del empleo en países avanzados ha sido una mayor expansión de los Distritos de Planificación de la Manufactura (PMD) que crean la zonificación por niveles, reservándose el núcleo de un área para la fabricación, y crear una zona de amortiguamiento para uso comercial, que separa las propiedades residenciales de la zona de la industria pesada.

Quizá lo más importante en todo este esquema es la necesidad generalizada de una mano de obra profesional y calificada, disponible y creativa, que impulse iniciativas de desarrollo con especial énfasis en la formación en nuevas tecnologías.

Las futuras ciudades en México podrían considerar como objetivo, para crear nuevos empleos, estimular a grupos que proporcionan puestos de trabajo bien remunerados y prometen un alto crecimiento, como biotecnología, farmacéutica, óptica, tecnología de la información, nanotecnología, electrónica… ¿Cómo serán las ciudades en el 2050? ¡Esto es un gran reto a la imaginación!