Miércoles 30.09.2020 - 13:13

Hay margen para otorgar más crédito

Piden legisladores comisión de expertos por caso de espionaje a periodistas
Por:

José Manuel Herrera.

En marzo el crédito bancario otorgado al sector privado cumplió dos años de crecimientos a tasas de dos dígitos, pero aún está muy lejos de alcanzar los niveles registrados antes de la crisis generada por el “error de diciembre”.

Los banqueros del país llegarán a su 75 Convención Bancaria con el sello político que caracterizan los actuales tiempos electorales, pues en su sección plenaria de este viernes participarán los cuatro candidatos a la Presidencia de la República, quienes presentarán sus “propuestas para enfrentar los desafíos de la nación”.

Los llamados “hombres del dinero” presumirán la fortaleza de sus instituciones, que se refleja en un índice de capitalización de 15.3%, que supera con mucho los requerimientos mínimos regulatorios; una mayor calidad en sus activos, como lo muestra su índice de morosidad de 2.5% sobre la cartera total de crédito, y un nivel de reservas preventivas (191%) que casi duplica el monto de su cartera vencida.

Sin embargo, la banca en México enfrenta un reto en materia de rentabilidad. La razón de sus resultados sobre capital se ubica en 12.51%, la menor tasa de la última década. Por ello no habrá otra manera de expandir el negocio bancario si no es ampliando la oferta de crédito y la inclusión financiera. Y eso, tenga usted la seguridad, seguirá siendo una demanda de las autoridades financieras.

Un análisis reciente de Bank of America Merrill Lynch, “Mexico. Credit still has room to grow”, demuestra precisamente eso, que el crédito de los bancos comerciales en México tiene bastante espacio para crecer sin presionar las tasas de interés y sin moverse hacia créditos de alto riesgo; es decir, el crecimiento del financiamiento comercial se encuentra por debajo de su potencial.

Se deja en claro, sin embargo, que en la mayoría de los segmentos la demanda de recursos será el principal motor del crédito y que, de acuerdo con las previsiones de crecimiento económico, la expansión financiera será importante en lo que resta del primer semestre, con una desaceleración en la segunda mitad del año.

Aun así, en el mejor escenario, la penetración bancaria no alcanzará ni la mitad de la registrada antes de la crisis financiera de 1995.

manuel.herrera@3.80.3.65

Twitter: @DarkEconomist