Hay que aplicarle la ley a Venezuela

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • Administrador

Cuando un mecanismo legal establecido no es aplicado y cae en el desuso, suele decirse que se convierte en letra muerta. En la mayor parte de los casos la letra muerta es extremadamente perjudicial, ya que la ley simplemente es dejada de lado y es sustituida por la discrecionalidad de los actores. Las reglas pierden sentido y dejan de tener la capacidad de regular la sociedad.

En algunas ocasiones la ley no se aplica porque beneficia a quienes la ignoran; en otras no se utiliza por temor, como si aplicar la ley tuviera que ser cuestión de voluntad. Un texto fundamental de Platón, el diálogo entre Sócrates y Critón, muestra que para que la ley sea efectiva no puede excusarse su inaplicación. Cuando Critón trata de liberar a Sócrates de la prisión y evitar su condena a muerte, Sócrates se resiste porque sabe que respetar las leyes bajo las cuales aceptó vivir sólo cuando le conviene atenta contra él, contra sus amigos y contra su propia patria. La cantidad de instrumentos jurídicos que se vulneran a niveles nacional e internacional es inmensa, pero me pareció interesante detenerme en uno particular: la Carta Democrática Interamericana de la Organización de los Estados Americanos (OEA). Este documento es uno de los más importantes de la organización, ya que establece el compromiso de los países miembros con la democracia y con el respeto a los derechos humanos.

En su artículo 22 este instrumento señala: “en caso de que en un Estado Miembro se produzca una alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático, cualquier Estado Miembro o el Secretario General podrá solicitar la convocatoria inmediata del Consejo Permanente para realizar una apreciación colectiva de la situación y adoptar las decisiones que estime conveniente”. Es decir, cuando hay una amenaza grave a la democracia de un país, aun sin la autorización del Estado en cuestión, el resto de los Estados de la región puede y debe reunirse para discutir la situación y, en su caso, tomar acciones, que pueden ir desde el envío de misiones de observación hasta la suspensión temporal del Estado.

¿Qué país vive una situación que afecte gravemente

el orden democrático? Huelga decir que es Venezuela

con el estado de excepción que recientemente ha impuesto Maduro, la terrible crisis humanitaria que se está gestando, así como la violencia y la represión contra la oposición. En el caso mexicano pareciera que seguimos atados a la anacrónica Doctrina Estrada, en la cual la no intervención pareciera ser un muro infranqueable en el que no se critica a nadie para que no lo critiquen a uno, como si también fuera letra muerta que nuestras relaciones internacionales se guían constitucionalmente por el principio de la protección y promoción de los derechos humanos.

Aplicar la Carta Democrática en Venezuela no sería intervencionista, ya que, como en el caso de Sócrates, son leyes que ellos mismos aceptaron.

Igualmente, no podemos seguir ignorando la crisis de derechos humanos que están sufriendo nuestros hermanos venezolanos y la pulverización de su democracia.

leonugo@yahoo.com.mx

Twitter: @leonugo