Hoy es mi santo

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Mañana el Presidente ENRIQUE PEÑA NIETO envía al Congreso de la Unión su cuarto informe de gobierno. Lo llevará Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación. Con ello cumple su obligación de informar. El Congreso analizará cada uno de los temas, llamará a algunos secretarios y los representantes populares mandarán preguntas al Presidente.

Hasta ahí quedó ese mandato: antes era el Día del Presidente y fue transformándose de un evento de grandeza para el Ejecutivo en turno hasta actos grotescos que denigraron el quehacer legislativo. Y al final la prohibición al primer mandatario de entrar al salón de plenos.

Perdió la oportunidad el Congreso de hacer comparecer al Presidente, en orden, y responder a los legisladores, como se hace en varios estados y en la Ciudad de México desde que se obligó al entonces regente del Distrito Federal, en 1988, a enviar su informe y ahí en plena sesión entrar a un debate democrático y parlamentario. Miguel Ángel Mancera así lo hará este 17 de septiembre.

Ese avance se logró en pleno régimen de Carlos Salinas de Gortari. La Asamblea Legislativa de la Ciudad de México aún conserva ese progreso político.

El regente era Manuel Camacho Solís; del PRI, Fernando Ortiz Arana; PAN, José Ángel Conchello; PMS-PRD, Ramón Sosamontes; Frente Cardenista, Genaro Piñeiro; PARM, Adolfo Kunz, y PPS, Héctor Ramírez Cuéllar.

TÁBANO: JUAN GABRIEL, AGUSTÍN LARA, JOSÉ ALFREDO JIMÉNEZ y ARMANDO MANZANERO (por fortuna vive) son cuatro de los autores, entre otros, que están presentes en cada emoción de quienes habitamos este país.

A cada paso de nuestra vida. En la alegría, la nostalgia y la tristeza; en el dolor emocional. Al nacer un ser querido, en la muerte de otros. En las fechas que son parte nuestra : 10 de mayo, Día del Padre, Navidad, natalicios, bodas y rebodas, en los divorcios. Cuando alguna vez hablamos de nuestra muerte siempre decimos “cántenme, por ejemplo, Amor eterno.”

Juan Gabriel en especial, que acaba de fallecer, es un autor cuyas letras y música se cantan por todos. No hay quienes no lo hayan hecho o pedido una canción de éste y los otros cantautores, sean de la clase económica que sean, desde los más pobres hasta los dueños del país. Desde el Presidente, secretarios, diputados, senadores, gobernadores y presidentes municipales.

Los que laboran en la construcción, profesionistas, trabajadores del campo, líderes y base de las organizaciones que sean. Militantes de todos los partidos, desde la izquierda hasta la derecha, pasando por los verdes, azules, amarillos, rojos, tricolores, naranjas, morados y morenos hasta los sinarquistas y anarquistas. Los del SNTE y la CNTE. Los ministros de todos los cultos; el alto y el bajo cleros.

ramon_sosamontes@yahoo.com.mx

Twitter: @Sosamontes