Inflación: sorpresa temporal

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • arturov-columnista

Una vez más, la cifra de inflación sorprende a los analistas por su bajo crecimiento. Durante la primera mitad de mayo el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) mostró una caída de -0.48% respecto a la segunda mitad de abril. Esta reducción en el nivel general de precios resultó más acentuada que la esperada por el consenso de la Encuesta Banamex de -0.35%. Vale la pena precisar algunos puntos sobre esta cifra, que a menudo genera dudas por el hecho de que se trata de una caída importante.

En primer lugar, a nadie debe sorprenderle que el nivel general de precios se reduzca respecto al periodo anterior cada año en la primera mitad de mayo, pues ello además de que sucede cada año, no significa que la mayoría de los precios se redujeron.

La caída quincenal en el nivel general de precios se debe a un ajuste a la baja en las tarifas de electricidad. Con motivo de la entrada en vigor de las tarifas de verano, se redujo el precio promedio nacional de la electricidad 24%. Si usted no vive en el norte del país, no se dará cuenta de este ajuste a la baja, pero tampoco notará cuando los precios regresen en noviembre al nivel previo con un incremento de casi igual magnitud. Este ajuste estacional, y por lo tanto transitorio en el INPC, contribuyó con una reducción de medio punto a la inflación general, es decir, casi toda la caída del INPC respondió a este movimiento en el precio de la electricidad. No obstante, debe considerarse, que respecto al año anterior —cuando también se realizó el ajuste estacional a la baja—, los precios de la electricidad están por debajo casi 2 por ciento.

En segundo lugar, algunos precios de productos básicos continúan a la baja. En principio, los precios de las frutas y verduras se han venido reduciendo de manera importante. El subíndice del INPC que mide este rubro está 12% por debajo del nivel de la primera mitad de marzo. Asimismo, las gasolinas en la frontera norte continúan en franco descenso en paralelo con los precios en Estados Unidos.

Tercero, llama la atención que el subíndice de mercancías distintas de alimentos descendió en un contexto de depreciación del tipo de cambio. La reducción de -0.10% respecto a la quincena previa de este segmento de precios sorprendió, pues a pesar de que la competencia es intensa por la temporada de ventas que se abre con la festividad del Día de las Madres, el proceso de depreciación también se acentuó en la primera mitad de mayo. Recordemos que la principal amenaza a la inflación es actualmente la depreciación cambiaria.

Éstos son algunos puntos que explican el buen comportamiento de la inflación, que medida respecto al año anterior ha alcanzado una tasa anual de 2.53%, prácticamente la misma que la observada en abril. Sigo considerando que la mayor parte de los elementos que favorecen un bajo nivel de inflación son temporales, por lo que antes de que termine este año, veremos un repunte que fácilmente podría superar el 3.0% de la tasa anual del INPC. Para muestra hay que ver el conjunto de la inflación subyacente, que alcanzó un crecimiento de 2.9% anual manteniendo un paso ascendente y firme durante todo este año.

avieyra@banamex.com

Twitter: @ArturoVieyraF