INPC en minimos, pero los precios suben

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Irasema Andrés Dagnini

Las familias mexicanas ya se quejan del alza de precios de los alimentos, la leche, la carne y el frijol son más caros hoy que en diciembre. La debilidad del peso, aunque deriva de un factor externo, afecta el poder adquisitivo de las familias.

La debilidad del peso es consecuencia de una alta posición especulativa alrededor del mundo, y en menor medida de un cambio en la composición de carteras hacia activos estadounidenses por tres razones principales.

La de mayor relevancia es la cercanía de normalización de la política monetaria de Estados Unidos, la segunda es por la desaceleración económica de China y la tercera por los desacuerdos que existieron entre griegos y acreedores, para el tercer rescate de su deuda.

Pero el tiempo es un factor determinante para el traslado de efectos entre el mercado financiero y la economía real y el peso sufre de especulación, nerviosismo o volatilidad desde mayo del año pasado, cuando Janet Yellen, presidente de Reserva Federal (Fed), anunció que estaba lista para elevar su tasa de referencia; ¡hace 15 meses!

Desde entonces, el peso ha perdido alrededor de 30% de su valor frente al dólar, y las presiones continuarán en tanto la Fed anuncia su primer incremento y a la espera de que su tasa de referencia encuentre un punto de equilibrio.

Hace unos días, le comentaba que dado el nivel de tasa de cambio que prevalece en el mercado, el Banco de México deberá subir su tasa de referencia para limitar presiones inflacionaria, y tratar de frenar la salida de capitales del país.

Si bien hasta hoy no se ha presentado una fuga de capitales, sería natural que todos los inversionistas que llegaron buscando rentabilidad, durante el tiempo en el que la Fed pagó tasas negativas, regresaran a sus mercados de origen.

Los banqueros locales sostienen que el tipo de cambio regresara a niveles de 15.40 a finales de diciembre, o sea 1.60 pesos, pero yo me pregunto cómo, si el crecimiento económico es insuficiente y la posición especulativa mantiene negociaciones por arriba de 17 pesos en el próximo año.

Ayer, en el mercado de derivados se negociaron 41,000 contratos sobre el dólar, con un importe nocional de casi 7,000 millones de pesos, para liquidar en septiembre en 17.10 pesos por dólar, el contrato de diciembre mostró un volumen de 34,256 y un importe de 5,873 millones de pesos a 17.22 pesos, además el, mercado abrió posturas a marzo de 2016 con un precio de liquidación de 17.3607 pesos.

Lo peor es que William Dudley, presidente de la Fed de Nueva York, dijo ayer que no sería apropiado que el banco subiera tasas en el próximo mes, y si el alza se posterga, le aseguro que el dólar seguirá subiendo.

irasema.andres@3.80.3.65

Twitter: @IrasemaAndres