Domingo 12.07.2020 - 13:58

Jose Emilio Pacheco

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Gil Gamés

Gil abandonó la inacción y asistió al Colegio Nacional. Era el adiós a José Emilio Pacheco (1939-2014). Gamés pensó esto: la rara flor de la unanimidad. Cientos de personas, lectores y lectoras, escritores, funcionarios culturales, amigos, repletaron el aula mayor del colegio. Cristina Pacheco y Laura Emilia y Cecilia recibieron los pésames. Gil es un admirador de Pacheco desde que empezó a leer allá lejos, en el Oro, Estado de México, cuna de su nacimiento, o como se diga. Frases y frases hicieron una nube en la cabeza de Gil : “Ahora te nombro incendio y en tu hoguera me reconozco”, “Todo lo empaña el tiempo y da al olvido”, “Desenlace, otra vez desenlace y recomienzo”, “La poesía es sombra de la memoria”. Gil copia ahora un puñado de poemas de José Emilio Pacheco traídos del libro Tarde o temprano (Letras Mexicanas, Fondo de Cultura Económica) sin más ánimo que el de leerlos en voz alta. Dios quiera y los cortes de verso aparezcan como Dios manda.

Parque España

El surtidor se vuelve una columna del aire

pero la tierra llama, y el agua

vuelve a su semejanza

Otro poco

de la fuente alza el vuelo

Babel erguida en su imposible cohesión,

De nuevo torre

que a su gran pesadumbre se rinde

·

Gato

Ven

acércate más

Eres mi oportunidad de acariciar al Tigre

–y de citar a Baudalaire.

·

Aparición

…que salen del baño al amor

a volcar el lecho las fatuas cabelleras

Cuando abriste la puerta

Me deslumbró tu desnudez.

Y hablan de las estrellas de cine

De las muchachas de Playboy

·

Alta traición

No amo a mi Patria. Su fulgor abstracto

Es inasible.

Pero (aunque suene mal) daría la vida

por diez lugares suyos, cierta gente,

puertos, bosques de pinos, fortalezas,

una ciudad desecha, gris, monstruosa,

varias figuras de su historia,

montañas

(y tres o cuatro ríos).

·

Noche y nieve

Me asomé a la ventana

y en lugar de jardín

hallé la noche enteramente constelada de nieve

La nieve hace tangible el silencio

y es el desplome de la luz

y se apaga

La nieve no quiere decir nada

Es sólo una pregunta

que deja caer millones se signos de interrogación

sobre el mundo

·

Deseos

Deseos que se perdieron sin cumplirse

y no hallaron

una noche de placer,

tampoco un día

luminoso de dicha.

Y ahora son como cuerpos que murieron

antes de envejecer

y fueron sepultados aún intactos

en un gran mausoleo

con rosas

en la cabeza

y a los pies

jazmines.

·

Lamento de Pol Pot

en su lecho de muerte

Intenté hacer el bien, propagar la bondad,

Sembrar la justicia, hacer la dicha de todos.

Con tan noble propósito engañé,

Asesiné, encarcelé, torturé, oprimí.

Yo que era compasivo y solidario

Me convertí en uno más de los monstruos.

Ahora sólo puedo pedir perdón.

Y es en vano: los muertos no resucitan,

Las heridas nunca se curan.

Así al buscar la luz y la verdad

Aumenté con la suma de mis crímenes

El plural sufrimiento de este mundo.

gil.games@3.80.3.65

Twitter: @GilGamesX