Juan Gabriel, ejemplo para muchos políticos

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

El domingo pasado nos enteramos de la triste noticia de que el gran Alberto Aguilera Valadez, Juan Gabriel, había fallecido en Santa Mónica, California, a causa de un infarto masivo.

El mundo entero está de luto: ayer todos los periódicos en México y los más importantes del mundo dieron la noticia en sus páginas principales.

Y es que la gente adora a Juan Gabriel. Siempre buscó que la cultura popular jugara un papel importantísimo en la vida de todos nosotros. Esa cultura que llevó dentro y fuera de México. Fue el primer cantante de música popular en presentarse en el máximo recinto de las artes en México, el Palacio de Bellas Artes. Esto ocurrió en 1990.

La música y su trabajo altruista siempre caminaron de la mano.

En 1987 Juan Gabriel fundó Semjase, una casa hogar y escuela de música para niños huérfanos y marginados ubicada en Ciudad Juárez, Chihuahua. La institución fue creada para atender a menores de entre 6 y 12 años de edad.

Juan Gabriel tuvo una orfandad forzada por la pobreza de sus padres. Le gustaba la política, mas no los políticos. Y la política la utilizaba para ayudar a la gente.

Ésos eran los acuerdos que hacía en las campañas.

En 1988 mostró su preferencia por el entonces candidato del PRI y después presidente, Carlos Salinas de Gortari. Incluso declaró que era un hombre de buenas ideas, inteligente y sano de pensamientos.

¿Se acuerda del jingle publicitario que entonaba Juan Gabriel en la campaña presidencial del 2000, en apoyo al candidato priista, Francisco Labastida Ochoa, cuando éste contendía contra Cuauhtémoc Cárdenas y Vicente Fox?:

“Ni Temo, ni Chente… Francisco va a ser el presidente”. La canción fue incluida en un spot y Juan Gabriel también la llegó a cantar en presentaciones públicas de Labastida.

Vicente Fox incluso en una ocasión declaró: “Este cambio ya no lo detiene nadie; ni Juanga, con sus cancioncitas mamilas”.

En 2013 Juan Gabriel estuvo en el cumpleaños número 50 del entonces gobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez. Duarte Jáquez manifestó que el cantante no cobró y que fue invitado por su esposa para cantarle “Las mañanitas”.

Ese mismo año acompañó a la familia Fox en el cumpleaños número 60 de Marta Sahagún.

Poco antes, en 2005, durante la administración de Vicente Fox, fue detenido en el aeropuerto internacional de Ciudad Juárez por el delito de “defraudación fiscal equiparada”, ya que en 1988 omitió el pago de impuestos.

A las pocas horas fue liberado tras cubrir 4.1 millones de pesos de fianza. Juanga había viajado a Chihuahua a presentar un concierto.

El problema fiscal se arregló. Y es que era una locura detener al gran divo, sobre todo porque es y será una figura que ha puesto el nombre de México en alto.

Juan Gabriel nunca fue un hombre de escándalos. Fue muy respetuoso a lo largo de su extensa carrera.

Dicen sus amigos que Juan Gabriel amaba a su México. El nombre de su último tour, México es Todo, es una muestra de lo mucho que Juan Gabriel hizo por nuestra nación.

Decía que no iba a Los Pinos sólo para que los políticos se sacaran la foto. Entró al medio político para ayudar a los suyos, y los suyos eran los desprotegidos de México.

Una filosofía que tendríamos que exigir a nuestros políticos. Sus cargos son, como lo decía Juan Gabriel, para apoyar a la gente y utilizar la suerte del poder para comprometerse con su país, y no con su persona.

Descanse en paz Juan Gabriel.

bibibelsasso@hotmail.com

Twitter: @bibianabelsasso