Miércoles 30.09.2020 - 05:39

Juana de Arco: bruja a la hoguera

Juana de Arco: bruja a la hoguera
Por:

Domrémy-les-Greux, Francia, 1425. Juana (13) está en el campo cuidando las vacas de la familia cuando observa con sorpresa la imagen del arcángel Miguel, acompañado de una voz que le dice: “sé buena y prudente y acude a la iglesia”.

En este momento inicia la enfermedad mental de la joven que se incrementa día con día, se agregan las visiones de Santa Margarita y Santa Catalina. Las alucinaciones se convierten en “voces de mando”, las que, afirma, ordenan: “Mi señor, a quien pertenece el reino de Francia, me ha pedido que llegue hasta el Delfín para que lo haga consagrar y ser rey a despecho de sus

enemigos”.

A los 16 años logra llegar al futuro rey Carlos VII, quien desesperado porque están perdiendo contra los ingleses confía en Juana y le da un ejército al que ella infunde energía y esperanza.

Las voces le indican las estrategias, con las que logran victorias sin interrupción. Ella participa vestida de hombre con un estandarte en los campos de batalla; por su gran capacidad los franceses recuperaron varias provincias de los ingleses y Carlos VII fue coronado rey en la catedral de Reims, con la joven acompañándolo cerca del altar.

Celosos de su gloria los consejeros sugirieron su destitución del ejército. La tomaron presa y fue vendida a los ingleses, que estaban desesperados por acabar con su prestigio demostrando que no era enviada de Dios y que sus visiones eran obras diabólicas. Apoyados por un obispo la sentenciaron a muerte en la hoguera por herejía (típica bruja de su época) y fue quemada viva en Ruán,a los 19 años.

En 1487 (medio siglo después) fue publicado el libro Malleus Maleficarum: Martillo de las brujas, escrito por dos monjes: Kramer y Sprenger. Su obra era una guía la para caza de brujas, las cuales en realidad eran enfermas mentales como Juana de Arco.

Siglos después su proceso fue declarado injusto y fue canonizada en 1920 por el papa Benedicto XV. En nuestros días es venerada como la Doncella de Orleans: patrona de Francia.

Su diagnóstico es complejo debido a que cuando la juzgaron se negó a responder varias preguntas.

Existen diversas enfermedades que presentan alucinaciones, como esquizofrenia y trastorno bipolar tipo I.

Una investigación elaborada a lo largo de 10 años por los doctores Giuseppe

d’Orsi y Paula Tinuper (Universidad de Foggia, Italia), publicada en la revista Epilepsia y Comportamiento en agosto de 2016, afirma que sus alucinaciones

auditivas y visuales coinciden con epilepsia parcial idiopática ya que la santa aseguraba que “el sonido de las campanas” daba lugar a las “voces” lo cual coincide con que los sonidos pueden activar algún tipo de convulsiones, que también experimentaba al estar descansando, pues decía: “yo estaba dormida, la voz me despertó”.

Sus cenizas fueron esparcidas en el río Sena.

En sus palabras: “ Trabaja como si con sólo tu trabajo pudieras alcanzar la meta”.

Médico Psiquiatra y Psicoterapeuta

Email: ypr2004_5@hotmail.com

Twitter: @YolandaPica