KIA viene por VW, Toyota y Nissan

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Mauricio Flores

Si algo no le falta a la compañía que encabeza Mongo-Koo Chung es capital y entusiasmo para buscar la ambiciosa meta de tomar 5% del mercado mexicano de automóviles (unas 65 mil unidades) en 2 años, empezando con la importación de tres de sus modelos más atractivos –Sorento, Forte y Sportage– y tomar una rebanada del pastel que ostentan dos de los líderes en ventas: VolksWagen que dirige Andreas Hinrich y Nissan Arito Cosseau. Le da un buen pellizco a su rival japonés Toyota que representa Thomas Sullivan.

Y es que la instalación de la planta de KIA en Nuevo León, no es sólo una planta más de autos, sino todo un modelo de alianzas estratégicas con proveedores (en la planta de Hwasung tiene más de 5 mil de ellos), junto con una audaz estrategia de mercadotecia que ya anticipó el vicepresidente de negocios internacionales de la compañía, Tae Hyun Oh, precios competitivos y promociones en financiamiento inicialmente en alianza con bancos establecidos en México, así como con la tropicalización de sus unidades a los cacarizos y a veces rudimentarios caminos del país, junto con robustas garantías de duración y refacciones en una red de 22 agencias distribuidoras, en un primer momento instaladas principalmente en el DF.

Vaya, siendo KIA parte del Grupo Hyundai, no hay secreto alguno en saber que serán principalmente los distribuidores de esta última armadora, a cargo de Pedro Albarrán, los que participen de vender los muy probados modelos como es el caso de Alberto López de Nava que comanda Alden, Samir Mansur que toca el pandero en Urman, Gil Sverling de Grupo Kasa, Rómulo Farrera en Grupo Farrera, Cesar Verdes con su grupo Cever y los Plascencia de Guadalajara. Y si las alianzas entre fabricante y distribuidor son fuertes en el financiamiento de las ventas (eventualmente con una Sofol propia) y el servicio postventa, no es nada descabellada la posibilidad que esa compañía coreana, logre en 24 meses, lo que otras marcas no han logrado en una década.

 Multiplicador por 85. El impacto de la inversión de KIA en Nuevo León a largo plazo tiene un multiplicador de 85 veces en término de desarrollo de proveedores, empleos directos e indirectos, a lo largo de 20 años, de acuerdo a los cálculos de la UANL y el Tec de Monterrey. Así que resultó más que redituable los 300 millones que a través de facilidades para el terreno que la SHCP que encabeza Luís Videgaray facilitó al gobierno de Rodrigo Medina para captar un proyecto que sumará 3 mil millones de dólares. Sin esa participación proactiva del gobierno, la nueva planta se habría instalado en EU.

 Mexicana Charter. Y aunque no lo crea, Mexicana de Aviación podría renacer como chartera en los próximos meses. Pero aunque tampoco lo crea, el principal obstáculo para ello parece ser el conciliador del concurso mercantil, Alfonso Dionisio Triujeque. Ya le contaré.

mflores37@yahoo.es

Twitter: @mfloresarellano