La alianza de Mancera y Alfaro

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • bibiana_belsasso

El jueves de la semana pasada el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, y el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro, formaron una alianza de la que poco se ha hablado y en la cual no se ha tomado en cuenta la trascendencia que ésta puede llegar a tener.

Dos alcaldes, de las ciudades más importantes del país, uno de Movimiento Ciudadano y otro del PRD, pero en realidad ninguno afiliado a su partido, buscando consensos políticos. El propio Alfaro ha dicho que no milita en Movimiento Ciudadano y que jamás lo hará. Ha expresado que el partido es un vehículo para que ciudadanos libres puedan competir.

En su momento Miguel Ángel Mancera también ha señalado que él no está afiliado a ningún partido, aunque ganó la Ciudad de México con el PRD.

Ambos firmaron un acuerdo en Guadalajara durante el foro Salario Suficiente y Dignidad en el Trabajo. Con ellos participaron académicos, especialistas, economistas y políticos que coincidieron en que el salario mínimo debe aumentar a 180 pesos en un lapso de cinco años.

Durante su intervención Mancera declaró que el incremento del minisalario no es un asunto de política, sino un tema de ciudadanía y de justicia para la clase trabajadora que desde hace más de 30 años ha visto disminuir su nivel de vida.

También refirió que mientras se construya una economía sobre los que menos tienen no se puede construir bien.

Mancera recordó que ahora que la reforma constitucional desindexó el salario mínimo de los pagos del Infonavit y multas, es mucho más factible elevarlo.

Alfaro respaldó la propuesta de Mancera y dijo: “Las dos ciudades más importantes del país nos estamos tomando en serio el aumento al salario mínimo. En la Ciudad de México y Guadalajara estas reformas son una realidad, porque en ambas ciudades creemos que los gobiernos de México tienen una seria deuda con los mexicanos: la reducción de la desigualdad”.

En la Declaración de Guadalajara, signada por ambos, se acordaron varios puntos: Que los salarios mínimos establecidos son insuficientes para llevar una vida digna.

Que el gobierno federal y las autoridades laborales, por mandato constitucional y usando las atribuciones que la ley les confiere, pongan en marcha la nueva estrategia para la política salarial y que el minisalario alcance por lo menos para la canasta básica.

Éste es el primero de muchos convenios que podrían lograr Alfaro y Mancera. Ambos llegaron a sus respectivos puestos con altos índices de popularidad. Incluso Alfaro fue clave para que su partido se quedara con el registro y las posiciones en las cámaras.

Mancera en este momento ha bajado su simpatía entre la gente, pero sin duda es el principal candidato del PRD para el 2018, mientras Alfaro sabe que a ambos les conviene jugar juntos.

No perdamos de vista esta alianza porque muy probablemente va a tener mucha fuerza.

bibibelsasso@hotmail.com

Twitter:@bibianabelsasso