La banda de los gobers

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Los nueve gobernadores panistas actuales, más dos que asumen en breve, decidieron formar un bloque que tome el dominio real del partido, para dejar sólo el control burocrático a la posición del dirigente nacional, que es ocupada ahora, curiosamente, por uno de sus aspirantes presidenciales: Ricardo Anaya.

Habían dado un aviso el primer día de este mes, cuando fueron en grupo de 11 a tratar ellos directamente los asuntos del Presupuesto de Egresos de la Federación 2017 con el secretario de Hacienda, un cabildeo que en los dos años anteriores se había arrogado en exclusiva el presidente del partido.

Y ayer dieron un segundo paso: uno de ellos, el gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez, vino a la Cámara de Diputados a advertir a los “destapados” que serán ellos 11 quienes “den el giro para definir al candidato”.

Domínguez, a quien habría que considerar desde ahora como “Líder de los Once”, habló como un verdadero jefe del PAN:

“Hago un llamado a Ricardo Anaya, Margarita Zavala y Rafael Moreno Valle a que nos concentremos en el siguiente round, las tres elecciones de 2017, antes de pensar en el 2018. No pueden saltarse ese paso para llegar firmes y concretarse luego en la elección presidencial”.

Sólo le faltó agregar, en esa tesitura, y cuando faltan aún dos años, que quizá el candidato presidencial del PAN no llegue a ser Zavala, Moreno Valle ni Anaya, sino uno de “Los Once”, empezando, por ejemplo… por el mismo Domínguez, un gobernador joven, poderoso y de prosapia panista.

Hay que explicar una nota novedosa: Moreno Valle es uno de “Los Once”, pero dejará de serlo en Puebla en febrero, aunque lo sustituirá un gobernador de su hechura política y de todas sus confianzas: Tony Gali, quien ganó la elección el 5 de junio con más de 10 puntos de ventaja.

De hecho, fue Moreno Valle quien encabezó el primer día de este mes la visita de sus colegas al secretario de Hacienda, José Antonio Meade, ante quien aclaró que desde ahora “serán los gobernadores quienes negocien directamente con los diputados y senadores sus presupuestos”.

El aviso de Moreno Valle entonces, y el de Domínguez ayer, no dejan de ser un arañazo a Anaya, quien con el anterior titular de Hacienda negociaba directamente los asuntos de dinero para gobernadores y alcaldes panistas; y ahora tiene a “Los Once” prácticamente en rebeldía.

Se trata de 11 gobernadores que tienen consejeros nacionales, controlan el PAN estatal, ponen votos para la aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación y manejan recursos por más de 458 mil millones de pesos en conjunto.

En todo caso, el aviso de Domínguez ayer a los “destapados” vino a ponerle salsa al juego panista.

Twitter: @ruben_cortes