Miércoles 30.09.2020 - 21:37

La cargada azul

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Adrián Trejo

Ver para creer. Un grupo de panistas, afines al calderonismo, revivieron la vieja práctica priista de “la cargada” a favor (?) del secretario de Hacienda, Ernesto Cordero.

Curioso porque hace una semana, en una reunión con diputados locales del PAN, celebrada en Toluca, a la que asistieron Cordero, Javier Lozano y Alonso Lujambio, el destapado secretario de Hacienda dijo, en respuesta a una pregunta sobre el por qué los delegados federales terminan trabajando para los gobiernos locales del PRI, que es una práctica “que será difícil erradicar porque a los panistas de repente les sale el priista que llevan dentro”. Hubo inconformidad por la respuesta, pero el tiempo parece haberle dado la razón. ¿Qué tan bueno es que una fracción del grupo calderonista se haya pronunciado abiertamente por Cordero a cinco meses de la elección del candidato panista? Depende de cómo administren sus fortalezas y debilidades, porque la experiencia demuestra que los “adelantados” generalmente hacen las veces de diana de tiro al blanco.

Cordero recibió el apoyo de gente ligada políticamente al presidente Calderón, pero los abajofirmantes no son todos los que deberían ser.

Acaso por estrategia o porque no simpatizan con la candidatura, no firmaron Juan Manuel Oliva, Roberto Gil Zuarth, Alejandra Sota, Marco Antonio Adame, entre muchos otros. Si prospera la percepción de que Cordero es la única carta de Calderón, entonces habrá que esperar que en los próximos días se sumen gobernadores y hasta secretarios de Estado. Pero faltan cinco meses y aunque un grupo cupular del PAN haya firmado esa carta de apoyo al secretario de Hacienda, quien sigue encabezando las encuestas internas del blanquiazul es Santiago Creel.

¿Sería por eso?

 En la casa de Josefina Vázquez Mota ya esperaban que ocurriera una manifestación de apoyo a cualquier secretario de Estado. Lo habían anticipado algunos de los 17 diputados que firman la carta de apoyo a Cordero; pese a ello, la coordinadora de los legisladores panistas no pierde la calma. En sus números, de los 142 diputados federales panistas, 90 le han externado sus simpatías en busca de la candidatura presidencial. Como quiera, a partir de ahora habrá que esperar una constante guerra de cifras entre los precandidatos panistas, una vez que se han roto las formas internas.

 Entre los militantes y dirigentes locales del PAN, PRD y PRI de Michoacán no cayó muy bien la idea de que los tres partidos postulen a un candidato común para gobernador.

La razón es que desde hace meses los partidos a nivel estatal se encuentran inmersos en sus procesos y luchas internas, y ya hay en cada uno de ellos por lo menos dos aspirantes serios a la gubernatura. De entrada un eventual acuerdo los dejaría fuera de la jugada, porque los partidos plantean postular a un candidato ciudadano, lo que ello signifique.

El asunto se complica más porque también habrá elección de diputados locales; ¿cómo podrán las dirigencias nacionales de los partidos evitar que por ahí se cuele el crimen organizado?

engranev@yahoo.com.mx

Twitter: @adriantrejo