La decision del PAN

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Javier Solórzano Zinser

Ayer los panistas decidieron quién quieren que sea su presidente entre dos proyectos con diferencias sustanciales. Decidieron quién quieren que encabece el partido para las doce elecciones para gobernador del año que viene, y también para las presidenciales del 18.

El PAN decidió su futuro y en él tiene que resolver cómo quiere que sea su relación con el gobierno como oposición y cómo quiere que sean sus relaciones con los otros partidos.

Desde el 2012 el PAN anda deambulando y enfrentado sin poder cohesionar ni conciliar sus diferencias internas. El desgaste en Los Pinos repercutió de manera evidente. La pérdida de la presidencia fue también la pérdida de identidad. Los panistas entraron en un laberinto del cual todavía no terminan por salir.

La lectura de la derrota debió encaminarlos a un examen autocrítico sobre las razones del fracaso que los llevó al tercer lugar, detrás de López Obrador y Peña Nieto. No se ha hecho una evaluación que les permita entender y revisar qué fue lo que falló, al tiempo que esto les pueda llevar a conciliar sus diferencias internas.

El PAN en Los Pinos se fue perdiendo. Vicente Fox en la silla presidencial se fue distanciando del PAN, casi se hizo a un lado. La nula relación de Fox con los panistas hoy en día es prueba de que su interés era llegar a la presidencia como sea y para ello tanto el PAN como el ex presidente se utilizaron mutuamente.

Con Felipe Calderón se dio una situación diferente. De la desatención de Fox los panistas pasaron a ver y vivir la sobreatención de Calderón. El ex presidente colocó a sus “cuates” en el PAN bajo métodos y formas que a lo largo de décadas criticaron sobre el PRI.

La presidencia de Gustavo Madero ahondó diferencias. Para un partido como el PAN, que se distingue por su cohesión interna con todo y los problemas internos que pueda tener, la desunión y la falta de cohesión le pega como a pocos partidos porque rompe los principios históricos de la organización.

Conciliar, unir, redefinirse como partido gobernante y establecer una política firme y no titubeante ante Los Pinos serán lo primero que tendrá que hacer el nuevo presidente panista, pasando por supuesto por que ganador y perdedor de ayer se pongan de acuerdo y se reconozcan.

 RESQUICIOS. Así lo dijeron el sábado:

* Una amiga me presentó a los muchachos que querían que el amigo Layin fuera su padrino de boda. Yo puse para Omar y Miguel el taquito, el traguito y el rudito: Hilario Ramírez V. Layin, Pdte. municipal de San Blas.

solorzano52mx@yahoo.com.mx

Twitter: @JavierSolorzano