La flagelación olímpica

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Si usted llegara a necesitar un abogado, ¿buscaría a uno que está considerado entre los primeros 10 del mundo? Si su hijo obtuviera una beca por ser el 6to. estudiante con mejor promedio entre todos los solicitantes, ¿es un mediocre?

Si lo invitan a cenar a un restaurante calificado entre los mejores 8 en el mundo, ¿le parecería poca cosa?

En esta justa olímpica los mexicanos nos hemos flagelado diciendo que a nuestros atletas les ha ido pésimo, que sin apoyo no se puede lograr nada, que si las directivas están peleadas entre sí, o que si Alfredo Castillo llevó a su novia y se besaron en público.

La verdad, los competidores mexicanos están muy por encima de eso, y lo cierto es que no les ha ido mal.

México ha acumulado ya cinco medallas. Pero además, otros deportistas fueron distinguidos con diplomas olímpicos otorgados a los ocho primeros lugares de cada prueba por alcanzar un alto estándar de excelencia.

En Río 2016, México cosechó 16 diplomas olímpicos en diversos deportes. De éstos 5 correspondieron a diploma de cuarto puesto, 6 de quinto, uno de sexto, 2 de séptimo y 2 de octavo puesto. Algunos de ellos fueron entregados a Paola Espinosa, Rommel Pacheco, Alejandra Valencia y Aída Román, entre otros destacados deportistas.

Ejemplos:

El clavadista Rommel Pacheco, de 30 años, está entre los 8 mejores del mundo. Obtuvo oro en la plataforma de 10 metros en los Juegos Panamericanos de 2003, plata en Río de Janeiro 2007, octavo lugar en Beijing, quinto lugar en trampolín de 3 metros sincronizados y hoy es séptimo en individual en Río 2016.

Ninguno de los medallistas en trampolín individual de 3 metros en Londres 2012 consiguió presea en la misma prueba en Río 2016.

Paola Espinosa, clavadista. Ha participado 4 veces en Juegos Olímpicos. En Atenas 2004, decimosegundo sitio en plataforma de 10 metros individual, así como el quinto en saltos sincronizados. En Beijing 2008 obtuvo el bronce en sincronizados con Tatiana Ortiz en plataforma de 10 metros. En Londres 2012 logró la medalla de plata en sincronizados junto a Alejandra Orozco. En Río Paola no consiguió medallas, pero sigue clasificada dentro de las ocho mejores del planeta en plataforma de 10 metros en las modalidades individual y sincronizados. Quedó en un cuarto lugar mundial.

Alexa Moreno, la gimnasta de 22 años, terminó en el número 12 en salto de caballo, en una prueba que ha sido largamente dominada por países como Estados Unidos, Rusia, China y Alemania.

Alejandra Zavala, 32 años. Tiradora de pistola de aire a 10 metros de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, finalizó en el sitio decimonoveno y, ahora en Río, acabó en cuarto lugar, a dos décimas de conquistar la primera medalla para México en los juegos.

Nuria Diosdado, nadadora de nado sincronizado quien junto a su pareja, Isabel Delgado, alcanzó hace cuatro años el decimonoveno puesto, este año remontó siete lugares para posicionarse en el número 11 junto a su nueva pareja, Kárem Achach.

Alejandra Valencia, quien en Londres 2012 quedó en el lugar decimoséptimo en tiro con arco, en esta justa obtuvo el muy honroso cuarto puesto.

Diego del Real, de 22 años, es un joven que brilló en lanzamiento de martillo en sus primeros Juegos Olímpicos: se instaló en el cuarto sitio.

En Londres 2012, México obtuvo 7 medallas, pero muchos de los deportistas que participaron en Londres fueron a Río y registraron un mucho mejor desempeño.

Es verdad: podemos tener mejores resultados. Las autoridades deben apoyar mucho más al deporte en México, y se necesita desde ahora empezar a buscar a niños y niñas talentosos para prepararlos para las competencias que serán dentro de 8 o 12 años. Así lo hacen en distintos países que son los que más medallas conquistan. Son años los que se requieren para mejorar el desempeño y los resultados del deporte en una nación.

Pero debemos estar orgullosos de nuestros atletas, con la preparación que se tiene en otros países, que son los que más medallas ganan y en donde cuidan todo en sus deportistas, desde su alimentación hasta sus entrenadores desde pequeños, los nuestros han dado resultados.

El deporte debe ser una prioridad en políticas públicas, pero para alcanzar resultados óptimos es un trabajo a largo plazo. Lo que hoy no podemos hacer es demeritar el gran esfuerzo hecho por muchos de los atletas mexicanos en estos Juegos Olímpicos.

bibibelsasso@hotmail.com

Twitter: @bibianabelsasso