La fuerza del machete

La fuerza del machete
Por:
  • larazon

¿Cuál es la delgada línea que divide a un luchador social y a un delincuente?

Más allá de la conclusión inmediata y fácil de que la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) “le dio en la madre’’ al gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, con la liberación de los 12 detenidos por los hechos violentos registrados en San Salvador Atenco en mayo del 2006, el debate tendría que darse sobre el sentido del fallo de la Corte.

De acuerdo con cuatro de los cinco ministros que integran la Primera Sala de la Corte, las pruebas presentadas para acusarlos de secuestro equiparado por la retención, en febrero, abril y mayo, de funcionarios del Estado de México fueron ilegales.

Ya en el 2009 la Corte había concluido que durante la intervención de las policías estatal y federal se cometieron “graves violaciones a las garantías individuales”, pero la responsabilidad sólo llegó hasta los policías rasos que participaron en el operativo.

Ahora, al decretar la liberación de los 12 atenquenses detenidos, los ministros aseguraron que la sentencias anuladas ayer constituían una “forma maquilladamente institucional de criminalizar la protesta social’’ y después procedieron a justificar la retención de funcionarios estatales que fueron amarrados, amenazados de muerte y cargados de cohetones que amagaban con encender si no se atendían sus demandas.

Eso, dijo la Corte, no se puede equiparar a secuestro.

A diferencia de los casos de Acteal y de las indígenas presas en Querétaro por el supuesto secuestro de seis policías federales, en el de Atenco hubo televisión y radio que dieron testimonio, ciertamente, de los abusos policiales, pero también de los cometidos “en defensa de la tierra’’.

Los ministros aseguraron que los detenidos actuaron así porque querían hacerse escuchar por la autoridad.

Si ése es el rasero con el que se medirán las protestas, puede usted secuestrar —que no es secuestro si el da una torta y un refresco y le ofrece comodidades— al funcionario de su preferencia para hacerse oír.

Y no lo podrán encarcelar porque usted es un luchador social y tiene el derecho de expresarse libremente.

Y no olvide su machete.

Quizá porque sabe que es un caso perdido, la senadora Beatriz Zavala, ex candidata del PAN a la alcaldía de Mérida, anunció ayer que regresaba a su escaño. Zavala había impugnado ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación el resultado de la elección que ganó el PRI… El panista Juan Blanco Zaldívar, presidente municipal saliente de la ciudad de Chihuahua, declaró ayer que votará por el candidato del PRI al gobierno del estado, César Duarte. ¿Pues qué sabrá?... Como estaba previsto, Areli Gómez dejó ayer la Fiscalía Especializada para Delitos Electorales (FEPADE). Todavía no se sabe si aceptará la coordinación de fiscalías que le crearon como premio de consolación dentro de la propia PGR, como le comentamos hace unos días…

engranev@yahoo.com.mx

Twitter: @adriantrejo