La hora del ciudadano: #VotoLibre y pluralidad en el Ángel

ENTRE COLEGAS

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Con el último minuto del día de hoy, concluye la campaña electoral, para dar lugar a la media noche al breve periodo “de reflexión”, de tres días conocido como veda electoral. El sábado pasado, se realizaron dos concentraciones sobre el Paseo de la Reforma y el Ángel de la Independencia: la marcha del orgullo gay y la celebración del triunfo de México sobre Corea del Sur en el Mundial de Futbol. Algunos comentarios al respecto.

Rumbo a la jornada electoral. Quedarán atrás los spots, debates, eventos, promesas, propuestas y ataques realizadas por los diversos candidatos a todos los cargos que estarán en juego el domingo 1 de julio. Lo que se hizo o dejó de hacer es agua pasada. Este breve periodo se caracteriza por candidatos y partidos que están impedidos para hacer un llamado explícito al voto. La comunicación de las autoridades electorales se enfoca en la convocatoria ciudadana a asistir a las urnas. Estos días serán sin duda de tensa calma: por un lado, la atención pública está harta de las campañas y siguiendo puntualmente el Mundial de Rusia; por otro, el altísimo porcentaje de rechazos e indecisos que reportan en general las encuestas, incentivan a los partidos a pelear palmo a palmo, el voto aún indeciso de los electores.

La 40ª marcha gay y el festejo futbolero. El sábado pasado fue la conmemoración de la 40 edición de la marcha del orgullo gay. Sin duda alguna, se deben reconocer los avances en derechos, espacios y visibilidad de la comunidad en cuatro décadas, particularmente en la Ciudad de México. Pero es igualmente evidente que falta mucho por recorrer, particularmente con el retorno de un discurso populista conservador en muchas latitudes de Occidente, principalmente en Estados Unidos. Como se sabe, en la marcha concurrieron los diversos grupos que conforman a los colectivos LGBTTTI. Tal vez uno de los temas en los que es más urgente es avanzar en la agenda sobre el derecho a la identidad de género, que frecuente y equivocadamente se reduce o confunde con preferencia sexual. En ese sentido, es de celebrarse que apenas hace unos días –ciertamente bastante tarde- la Organización Mundial de la Salud anunció que retirará a partir de 2019 a la transexualidad de la lista de trastornos sicológicos (la homosexualidad dejó de considerarse por la misma OMS recién en 1990 una enfermedad mental). Un avance dentro de los muchos prejuicios que se deben superar.

Si bien no son colectivos necesariamente excluyentes, se encontraron los que suelen congregarse en el Ángel para celebrar triunfos futboleros con los participantes de la marcha del orgullo gay. Se presentaron algunas provocaciones menores. Con todo, la postal que queda son las banderas de México y del arcoíris ondeando frente al Ángel: una imagen sobre libertades y derechos, donde todos podemos convivir.

Por último, me resta invitar a los lectores que estén en condición de votar el domingo, que ejerzan con responsabilidad y autonomía su derecho por un #VotoLibre.

Horacio Vives Segl

Horacio Vives Segl

Licenciado en Ciencia Política por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y doctor en Ciencia Política por la Universidad de Belgrano (Buenos Aires, Argentina). Profesor y director del Centro de Estudios Alonso Lujambio en el Departamento Académico de Ciencia Política del ITAM. Miembro del Sistema Nacional de Investigadores. Autor de diversos libros y artículos sobre elecciones, política latinoamericana y política mexicana, publicados en medios académicos y de divulgación en México y en el extranjero. Analista político.
Horacio Vives Segl

Latest posts by Horacio Vives Segl (see all)

Compartir