Miércoles 8.07.2020 - 17:37

La mala estrella de Cuitlahuac

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Jorge Medina-Mora E.

Cuitláhuac fue un huey tlatoani poco afortunado. Cuando subió al trono del dominante y temido pueblo azteca, éste se encontraba en el inicio de su ocaso. A la muerte de su hermano, Moctezuma Zocoyotzin, el señor de Iztapalapa encabezó la resistencia mexica contra las fuerzas invasoras. Desgraciadamente el gusto le duró poco, ya que fue sorprendido por la viruela y sólo duró 80 días en el poder.

En 1964 la ciudad quiso rendir homenaje al valiente guerrero y décimo rey azteca con un monumento en el Paseo de la Reforma. Pero, por los inexplicables azares del destino, a esta capital llegó la figura en bronce del rey inca Manco Cápac, mientras que a la ciudad de Lima entró la de Cuitláhuac. La maldita suerte no se acaba. A 50 años de haber sido inaugurado, el monumento luce grafitis, presenta signos de deterioro en el basamento y es hogar de indigentes.

Fotografía: En primer plano se aprecia el basamento piramidal que enaltece la figura del de Cuitláhuac (con aparejos incas); al fondo se distingue el alto edificio de nombre Cuauhtémoc, en Tlatelolco.

urbimex@yahoo.com.mx