Lunes 3.08.2020 - 12:38

La manipulacion de La Jornada

La manipulación de La Jornada
Por:

El diario La Jornada montó una pataleta editorial en la primera plana de su edición del sábado para justificar lo injustificable: manipuló, a ocho columnas, una declaración del Presidente en una gira por América del Sur.

En el ejercicio periodístico todos cometemos errores. Pero hay errores limpios y errores sucios. El encabezado de la nota principal de ese diario sobre la postura del presidente Calderón ante el proyecto de instalar bases militares de Estados Unidos en Colombia, fue un error sucio.

A pregunta expresa, Calderón dijo que “respeta” la decisión de su colega Álvaro Uribe, y puso como encabezado principal: “Apoya el Ejecutivo mexicano bases de EU en Colombia”.

Eso es manipulación. Cuando López Obrador, como jefe de Gobierno del DF, manifestaba su “respeto al ciudadano Presidente”, ¿alguna vez cabeceó La Jornada que “AMLO apoya a Fox”?

La intención es obvia: poner a Calderón como una pieza más del “intervencionismo” de Estados Unidos.

En su titular no hubo una “imprecisión”, sino manipulación.

La Jornada miente para minar al gobierno, porque ésa es la estrategia del lopezobradorismo al cual se ha plegado sin reservas.

Con tal de que al país le vaya mal, para que a López Obrador le vaya bien, La Jornada descalifica el diálogo como instrumento esencial de la política.

En su minieditorial de ayer, Rayuela, pone esta insinuación, a raíz de que los líderes de los partidos (excepto el del PRD) acompañaron al presidente Calderón en la última etapa de su gira sudamericana: “¿Viaje todo pagado a lo oscurito, con acuerdo presupuestal incluido?”

En la moral política de La Jornada, como en la de López Obrador, el diálogo entre quienes piensan diferente es sinónimo de pecado.

Reunirse con el otro, hablar y eventualmente ponerse de acuerdo en algunos puntos, es condenable.

Mentir de manera deliberada, a ocho columnas, para calumniar a alguien (adversario de AMLO), es plausible.

En otra parte de su editorial sabatino, La Jornada se hace la víctima por una respuesta de Felipe Calderón a la excelente reportera Claudia Herrera, quien le preguntó por la caída del PAN en las recientes elecciones.

El Presidente le dijo que “más bien el fenómeno significativo es la caída de otro partido, no sé si sea el suyo, el PRD…”

Yo tampoco sé si la reportera es o no del PRD. Si lo fuera, nadie tiene por qué recriminárselo, toda vez que su nota fue impecable. Quien mintió no fue ella, sino La Jornada.

En fin, ese diario tiene todo el derecho a ser un brazo orgánico de López Obrador, de Chávez y de Castro. A lo que no tiene derecho es a mentir para llevar agua a su molino y pretender que nadie le diga nada.

phl@3.80.3.65

fdm