La memoria de Mancera, letal para AMLO

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Raymundo Sánchez

Discreto pero contundente, el Jefe de Gobierno, Miguel Mancera, marcó su línea con Andrés Manuel López Obrador, quien ya es su rival en la izquierda en la búsqueda por la Presidencia de la República. Lo hizo, incluso, de manera elegante y con una declaración memoriosa.

Al mencionar que su administración prevé desarrollar en al menos 10 puntos de la capital corredores peatonales y culturales como el que rescatará avenida Chapultepec, Mancera destacó: “no endeudaríamos a la Ciudad de México, no tenemos que dar terrenos a cambio de construcción, no tenemos que hacer nada”.

Por supuesto, sus palabras tenían destinatario, pues en 2003 López Obrador construyó los puentes vehiculares de Los Poetas cediendo 37 hectáreas en la exclusiva zona de Santa Fe a al menos ocho empresas, a cambio de costales de cemento. Por ejemplo, a Apasco y Cemex les dio 2.7 hectáreas al lado de la Universidad Iberoamericana.

Para más detalles de memoria, cuando AMLO dejó el GDF, había convertido a la capital en la entidad más endeudada del país, con 38 mil 285.2 millones de pesos. Inocente, el que piense que Mancera no lo tenía presente cuando dijo que él no endeudará ni intercambiará predios por construcción. Así es el arma de la memoria.

 

Megaoperativo de 10 mil agentes federales y locales en Oaxaca para evitar incidentes durante el regreso a clases este lunes. Por supuesto, al frente estará el comandante José Luis Solís López, mejor conocido como Espartaco, ducho y experimentado en disolver bloqueos sin usar la fuerza.

Vigilan la entidad otrora dominada por la Sección 22 de la CNTE, tres mil policías federales, dos mil gendarmes y tres mil elementos del Ejército, entrenados en prevención del delito, reacción inmediata y esquema táctico anticriminal. Además sobrevolarán, sobre todo la capital, cinco aeronaves de la Policía Federal, y dos mil agentes estatales y municipales apoyarán el operativo.

Seguramente estará tranquila la Sección 22, disminuida como quedó tras la recuperación del IEEPO por parte de las autoridades federales y estatales. Pero más vale pecar de exagerados que de confiados.

 

Mal entendieron muchos la reforma que se aprobó en Puebla sobre las candidaturas independientes, pues bajó de tres años a uno el plazo que tenía el proyecto original para que los aspirantes hayan renunciado a su partido si estuvieran afiliados a alguno y la cantidad de municipios para recabar firmas pasó del 75 al 66 por ciento.

Lo que no les gustó es que se fijó en 20 días para que los independientes recolecten firmas de respaldo cuyo número rebase el 3 por ciento del padrón electoral y que los firmantes ratifiquen de forma presencial su apoyo ante las autoridades electorales.

raymundo.sanchez@3.80.3.65

Twitter: @r_sanchezp