La necesaria promoción de la imagen país

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • larazon

En este mundo global, la comunicación es un elemento estratégico en las empresas y de la misma manera que las empresas invierten en marketing para crear, mantener y/o mejorar la marca e imagen de sus productos o de la corporación misma, los países también deben tener contemplado un programa permanente de comunicación y marketing para crear y mejorar la imagen país.

Todos los países compiten para poder atraer turistas, inversiones e inclusive para satisfacer al consumidor internacional sobre los bienes y servicios producidos en cada país. México debería de desplegar todo un programa de comunicación integral, que permitiera que la imagen de nuestro país se distinguiera sobre los demás.

Sin embargo, la imagen y la identidad es conformada por todos los elementos positivos y negativos que representan a un país, y que son un gran abanico pues interactúan factores geográficos, políticos, sociales, económicos, etc. Por ejemplo, la cultura de la mordida es un elemento negativo pero que caracteriza a los mexicanos.

La marca país y la imagen de México, como una “marca paraguas” es en sí la forma en que se compite en un mundo globalizado, es a través de la información en los medios y la comunicación del gobierno que se presenta ante el mundo lo que es México.

No obstante, en los últimos años la imagen de México se ha visto seriamente dañada principalmente por la inseguridad pública, la violencia y el narcotráfico.

La identidad e imagen de un país es de vital importancia, Chile desde el año 2005 ha estado invirtiendo en ello. ¿Qué impide tener un programa de comunicación integral en donde se reconfigure la imagen país de México? En cierta manera lo trabajamos el año pasado con el slogan “Vive México” con el afán de recuperar el turismo que se perdió por la influenza.

México es turismo, es una región atractiva para la inversión, es un producto o servicio de exportación, es cultura, es tecnología, etc., es por ello, que la imagen país no se puede presentar ante el mundo como una identidad confusa y no única. México es un todo y debería de existir un compromiso social, en donde empresas, gobierno, medios de comunicación y sociedad en general trabajáramos en forma conjunta e integral en presentar una imagen insuperable y competitiva de lo que representa México no solo para el consumidor extranjero sino para el mismo mexicano.