Las esposas en campaña

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Para mi querido maestro Raúl Quintanilla:

Felicidades por ser parte del Sistema

Nacional de Creadores de Arte.

Un reconocimiento a su entrega y trayectoria en el mundo de las artes escénicas en México.

Ahora, el nuevo escándalo en la campaña de Donald Trump son las fotos de su esposa Melania Knauss posando desnuda para la revista Max, que aparecieron en la edición de enero de 1996, y que el New York Post publicó ayer.

El fotógrafo francés, Jarl Ale de Basseville, captó a Melania en varias tomas sin ropa e incluso en algunas que suponen actos lésbicos y de sumisión.

El fotógrafo ha dicho que fue un trabajo artístico simulando a las bellezas del Renacimiento. Melania ha posado también con poca o nada de ropa también para los reconocidos fotógrafos Helmut Newton y Mario Testino.

Cuando se le preguntó a Donald Trump sobre las fotos, éste dijo: “Melania era una de las modelos más exitosas, y ella hizo muchas sesiones fotográficas, incluyendo para las portadas de las principales revistas. Ésta es una imagen tomada para una revista europea antes de que conociera a Melania. En Europa, las imágenes de este tipo están muy de moda y son comunes”.

Es verdad, son fotos artísticas, pero es muy poco ortodoxo para una primera dama tener imágenes desnuda y peor aún en posiciones lésbicas. Además hay un sector en el Partido Republicano que es muy tradicional.

Y estas fotos las están sacando en este momento porque Donald Trump ha sido muy agresivo con las mujeres en esta campaña. Sobre todo con las esposas de sus contrincantes precandidatos y con su ahora rival directa, Hillary Clinton.

Recuerdan en marzo cuando un comité de acción política simpatizante de Ted Cruz, tuiteó una foto de Melania, la esposa de Donald Trump, durante sus días como modelo, en la que aparecía desnuda sobre una alfombra de piel. Posteriormente, Trump amenazó con “soltar la sopa” sobre la esposa de Cruz, Heidi, y retuiteó una imagen burlándose de su apariencia.

También Trump tuiteó que difícilmente Hillary Clinton podría complacer a su país, si no podía satisfacer ni a su esposo, en referencia a los escándalos sexuales del expresidente Bill Clinton.

Atacar a las esposas durante una campaña no es algo nuevo, según el historiador de la Biblioteca Nacional de las Primeras Damas, Carl Anthony, la guerra sucia dirigida hacia las esposas de los candidatos a la presidencia se inició desde 1808.

“El candidato federalista, Charles C. Pinckney, hizo circular la historia de que el candidato demócrata-republicano, James Madison, había puesto a su esposa, Dolley Madison, sexualmente a disposición del presidente Thomas Jefferson (quien ya había enviudado), por su respaldo, convirtiéndola en una prostituta política”, escribió Anthony en su sitio web.

“En la elección de 1828, Rachel, la esposa del candidato demócrata, Andrew Jackson, fue atacada con cargos de bigamia y fue criticada por su apariencia física y supuesta falta de educación. Rachel Jackson murió de un ataque al corazón el 22 de diciembre de 1828, dos semanas después de la victoria de su marido en las elecciones presidenciales y antes de que tomase el cargo.

Andrew Jackson culpó de la muerte de su esposa a la presión a la que fue sometida por la prensa y los partidarios de su contrincante John Quincy Adams”.

Otro caso donde prevaleció la prudencia fue “en 1920, cuando el republicano Warren Harding se enfrentó en campaña al demócrata James Cox. Harding había contemplado ensuciar a Cox por adulterio, mientras que Cox planeaba exponer a la esposa de Harding, Florence, por ser divorciada. Al final, ambos bandos decidieron no utilizar los golpes bajos y Harding pasó a la historia como el vigésimo noveno presidente de Estados Unidos, nunca sabremos si los resultados de la elección hubieran sido otros, de haber llegado al público los secretos de uno y otro”.

Las descalificaciones a las parejas en campaña se han utilizado también aquí en México. Margarita Zavala, precandidata del PAN a la presidencia, ha sido golpeada por estar casada con el expresidente Calderón, tanto por López Obrador como por el expresidente Fox.

No es un tema nuevo, pero seguirá siendo utilizado en las campañas, sobre todo si se da de qué hablar, y en casos como el de Melania que ha posado desnuda y sus imágenes han sido distribuidas por todo el mundo, el tema no se puede mantener en la oscuridad.

bibibelsasso@hotmail.com

Twitter: @bibianabelsasso