Las lecciones de Stiglitz

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Julián Andrade

Con frecuencia olvidamos la dimensión social de los problemas. Por eso es importante que intelectuales como Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía, llamen a la reflexión.

Stiglitz participó en el Foro Económico Mundial que se realizó en Cancún, Quintana Roo.

Hizo un llamado a la prudencia en los recortes presupuestales y, sobre todo, advirtió de las consecuencias negativas que podría tener la austeridad en un contexto de enorme desigualdad como el que padece México.

“Uno de los grandes errores de la austeridad extrema es que reduce el potencial de crecimiento”.

Es una vieja discusión que no gusta mucho en los círculos conservadores, pero la experiencia demuestra que la mejoría en las condiciones de vida y el apoyo a los grupos que más lo necesitan, suelen ser una inversión para el futuro.

Stiglitz, en la Convención de Aseguradores de México, hizo hincapié en los desafíos que hay para atender a personas mayores de 65 años, donde cerca de 8 millones de ellos no cuentan con ahorros para una pensión digna.

La desigualdad es quizá el gran drama mexicano, por su extensión en el tiempo y su carácter histórico.

No es el único lugar donde esto ocurre, ya que la concentración de la riqueza es uno de los rasgos del capitalismo actual, sobre todo si atendemos a estudios como el de Tomas Piketty.

Stiglitz explicó que las reformas estructurales que se aprobaron y fueron promovidas por el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, pueden hacer la diferencia, luego de décadas de estancamiento por falta de acuerdos políticos, pero son sólo el inicio.

Los logros alcanzados, que además responden al acuerdo de los partidos más poderosos, pueden ser la diferencia en un contexto de desaliento y de enormes dificultades.

Por eso es relevante lo dicho por el Premio Nobel 2001, porque pone el acento en lo prioritario, en cambiar las condiciones que generan pobreza y que impiden un desarrollo adecuado.

Y en ese campo hay propuestas y proyectos. Uno de ellos es el de la recuperación salarial.

Stiglitz se reunió, en el marco del propio Foro Económico, con el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera y con el secretario de Desarrollo Económico, Salomón Chertorivski, y les dijo que “el salario mínimo es una de las herramientas principales de la política económica” y sobre todo en tiempos de crisis.

Esto coincide con los análisis del gobierno de la ciudad y es un incentivo para que la propuesta, que se encuentra en el Senado, se apruebe pronto.

julian.andrade@3.80.3.65

Twitter: @jandradej