Viernes 25.09.2020 - 04:27

Lío AMLO-IP y… Maduro encarcela 11 banqueros

Jennifer Aniston se casará en ceremonia privada
Por:

En la guerra que mantiene AMLO con los empresarios, el candidato de Morena hace brillar el escudo del populismo de Trump o Maduro: el desprecio por el pluralismo. Ayer, en una gran escalada del enfrentamiento, AMLO llamó a los empresarios “una minoría rapaz”.

Y se los dijo en un evento que simbolizaba el pluralismo de nuestra democracia: la reunión anual de concesionarios de la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y la Televisión. Fue el cierre del ciclo que siguen los populistas con las élites empresariales: odio-amor-odio.

Es una ecuación de primaria en la relación de los populistas y los empresarios que, en México, se ha observado al pie de la letra: al ver adelante en la percepción a AMLO, hombres de negocios apostaron por adularlo, valiéndose de sus tendencias narcisistas y mesiánicas.

Algunos insistirán todavía en hacerle a AMLO el juego del “idiota útil”, que indican los manuales del populismo, pero menos, sin duda, porque lo único que les espera con AMLO es la confiscación de sus propiedades, tal como adelantó Taibo II, y después de lo que les dijo el propio AMLO:

“Por eso estos empresarios no quieren que haya un cambio de régimen y, hay que ser claros, no quieren dejar de robar, y no quieren perder el privilegio de mandar. Porque no sólo es hacer negocios al amparo del poder público, los han hecho, sino que se sienten los dueños de México. Ellos tienen confiscadas las instituciones, tienen secuestrado al gobierno. El gobierno no representa a todos los mexicanos, está al servicio de esta minoría rapaz”.

Porque ya es hora de que muchos dejen de jugar con las palabras y de estar metiendo la cabeza bajo el ala: el populismo de AMLO es el populismo de todos los populistas: de estatismo, de economía antimercado y de políticas autoritarias contra la prensa.

El populismo es uno solo: burdo y huevo de la serpiente del retorno del fascismo con otro rostro. Por eso (oh, coincidencia), el populista Nicolás Maduro arrestó ayer a 11 directivos de Banesco, el principal banco privado de Venezuela, donde los precios han subido 1,800,000 por ciento.

Maduro y AMLO hasta usan frases similares: Maduro dijo que los banqueros encarcelados atacan “la moneda nacional” e integran una “mafia económica”. Y se quedó con Banesco y puso al frente del banco a Yomana Koteich, su viceministra de Finanzas.

Sin embargo, aquí AMLO va más rápido: aun sin estar en el poder, ya se peleó con los empresarios y, a los que llama “minoría rapaz”, los acusa de ser una tragedia nacional.

Lo siguiente, ya en el poder, se ve desde un avión: les hará lo que les hace Maduro.

Meterlos presos.