Llegar a buen puerto

AT, o pollitos en fuga
Por:

Hace 23 años, en medio de la peor crisis financiera del país, inició la privatización de los puertos marítimos encomendada a Pedro Baranda y Jaime Corredor Esnaola; no faltaron las críticas al reordenamiento operacional y de capital, pese a la decadente situación de los puertos, pero dos décadas después los logros obtenidos son palpables como sucede en el Puerto de Manzanillo, que este año moverá 1.7 millones de contenedores.

Aunque parecería que ahora tomarán fuerza las voces “antiprivatizadoras”, el hecho es que Manzanillo se convirtió —a raíz de la apertura económica— en el principal puerto de carga contenerizada del país y prácticamente duplicando el movimiento que hace Veracruz. La Administración Portuaria Integral de Manzanillo a cargo de Ovidio Noval, empero, tiene que lidiar con problemas del éxito portuario: de entrada, la complicada convivencia vial entre Ciudad y Puerto. El desempeño de cuatro operadores portuarios hacen de Manzanillo uno de los tres puertos más importantes de América Latina: ahí están Contecon que lleva Fortino Landeros, los expertos maniobristas de Ocupa que comanda Carlos Olivar, con toda la experiencia de los viejos trabajadores de muelle; Timsa, filial de Hutchinson Ports que lleva Jorge Lecona; y el líder en movimiento de contenedores, autos y cruceros, SSA México al mando de Manuel Fernández. Todos ellos deben responder al reto de ofrecer mejor servicio y capacidad de atención a cargas masivas. Y bueno, el tema de la seguridad recae tanto en el gobierno estatal a cargo de Ignacio Peralta como del Federal que encabezará Andrés Manuel López Obrador, es una exigencia para la prosperidad de un buen puerto y la ciudad que lo aloja.

Calidad mundial. Ayer se conmemoró el Día Mundial del Turismo, actividad en la que México ocupa el sexto lugar mundial en recepción de visitantes foráneos y que para mantener y avanzar implica asumir el reto de la calidad. De hecho, uno de los propósitos de la Secretaría de Turismo, hoy a cargo de Enrique de la Madrid, es elevar la calidad de los servicios y la manera de lograrlo es que las empresas de ramos y proveedores se sometan a procesos para certificar que cumplen las NOM. Tal certificación proviene de Unidades de Verificación como NYCE, de Gerardo Hernández, firma que apoya la implementación del “Distintivo Nacional de Calidad Turística” que haga patente la prestación de servicios con calidad mundial.

A la espera de OACI. Faltando 4 semanas para la primera consulta ciudadana del próximo gobierno, la del destino del NAIM, hasta ahora las encuestas se inclinan a favor de continuar el plan que ejecuta Federico Patiño, y a ello se suman los análisis y voces de todos los expertos en aeronavegación, ingeniería civil, hidrológica y ambiental, pues la propuesta de aeropuerto dual AICM-Santa Lucía de José María Rioboó, es hasta ahora meramente conceptual. Y viene la opinión estratégica de la Organización Internacional de Aviación Civil (OACI), que lleva Melvin Citron. A favor de cuál opción: ¿con melón o con sandía?