LMB a experimentar para bien o mal

La mente más brillante del béisbol nacional
Por:
  • Amador

Pónchalo! Pónchalo! Se escucha en las gradas del inmenso Foro Sol en la 9na entrada para que caiga el out 27 y los fabulosos Tigres conquisten el trofeo de campeones ante su odiado rival los Diablos Rojos, lo anterior durante la llamada Serie del Rey de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) en aquel 2011. Una final con sabor de clásico nacional.

Vaya momento intenso y pasional que vivió la afición. En el montículo el ex ligamayorista mexicano Jorge Campillo con la presión sobre sus hombros ante el toletero dominicano Luis Terrero. Y que le cuento. Sí fue out, con un cambio característico de 67 millas por hora, quebrándole la cintura al bateador como coloquialmente se dice. Tremendo lanzamiento. Los Tigres barren a los del averno capitalino 4 juegos a cero. Ante un acumulado de más de 50 mil asistentes.

Por qué le cuento la anécdota anterior, primero para que se lo imagine y transporte su mente a ese momento tan especial y que sólo deportes como el béisbol, hacen poner de pie al público y tenerlo al filo de la butaca. Y segundo por que la pelota mexicana necesita de su gente, de público y más afición.

La LMB es un circuito profesional único en la República Mexicana y por qué digo único, sencillamente por qué es liga de paga más antigua del país en cualquier deporte, inclusive desplazando al fútbol soccer. 92 años de vida, fundada por Fray Nano y Ernesto Carmona.

Después de todos esos años y a menos de 20 días para que se ponga en marcha la temporada 2018 del circuito de verano, misma que ha sido bautizada con el nombre del propietario de los Diablos Rojos del México, Alfredo Harp Helú, se llevará a cabo el experimento de tener dos torneos en un solo año, aún hay quienes no les cae el veinte de estos cambios realizados por la llamada “nueva generación de directivos”.  Una LMB “Moderna”.

No existe antecedente sobre esta modificación, por lo mismo hay mucha duda e incertidumbre. La realidad que cada año en el mundo del béisbol es cambiante o trata de hacer ajustes para acortar los tiempos tiempos, debido a que este juego no es cronometrado.

Javier Salinas Hernández, novel presidente de la mexicana de verano y proveniente de la Federación Mexicana de Fútbol, quien llegó a sustituir a Plinio Escalante Bolio, trajo esta propuesta coincidente o similar a los torneos de apertura y clausura de la Liga Bancomer Mx, ósea, de la primera división. Para bien o para mal, ya serán los resultados los que juzguen.

La LMB es un circuito que aprendí a conocer muy en sus entrañas, y les puedo decir que es una Liga muy bien calificada en los estándares del beisbol organizado, tan es así que es considerada clase AAA, es decir solo una menos que Grandes Ligas. Esto ha sido muy criticado por varios que podríamos llamar puristas de la pelota, sin embargo la certificación es real y existe a nivel de las Ligas Menores, que riegue Pat O’Connor desde las oficinas centrales en Tampa Bay, Florida.

Además pese a que ahora con los jugadores de doble nacionalidad permitidos abiertamente y el aumento de extranjeros en demasía, la LMB sigue siendo el gran semillero de jugadores nacionales de béisbol, academias de desarrollo como la nombrada Alejo Peralta Díaz y Ceballos en Nuevo León o la que está en Oaxaca propiedad de Don Alfredo Harp, más el trabajo que hacen las ligas infantiles y juveniles del país, mismas que sin saberlo, están trabajando para que los buscadores de talento tengan mercado para elegir. Pesos y centavos influyen en este tema, sino pregúntele a Scott Boras, el representante de jugadores de béisbol y otros deportes más importante en el mercado internacional.

Es así como con sus 16 equipos que la integran, ocho en Zona Sur y ocho en Zona Norte, se alistan para los dos calendarios de los que se compondrá el 2018, arrancando el primero el 22 de marzo, teniendo campeón a finales de junio, y el segundo dando inicio en julio, para concluir en octubre.

Es verdad que los clubes más ganadores en la historia son los Diablos Rojos con 16, Tigres con 12, Sultanes 9 y de ahí todos los demás con menos. Tristemente vemos la desaparición de franquicias iconicas como los Rojos del Águila de Veracruz, campeones dos veces y el club más antiguo.

Yo no se a quien le vaya Usted, pero si esta cerca de alguna de las ciudades que tienen béisbol profesional, asista se va a divertir, contrario a lo que piensan muchos. Sea diferente, experimente un deporte alterno, y si ya es amante al béisbol no deje de fascinarse con la numerología que arroja la estadística.