Lo mejor es que suban tasas en septiembre

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Irasema Andrés Dagnini

El valor actual de los activos financieros ha descontado de más el hecho de que el banco central de Estados Unidos va a normalizar su política monetaria, lo más razonable para el mercado financiero es que el primer incremento suceda en septiembre.

Los fundamentos de la economía estadounidense permiten que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) anuncie su primer incremento en tasas en la reunión del 17 de septiembre; existe una notable mejoría en el mercado laboral y la perspectiva de alza en precios es positiva, además la segunda revisión del PIB del segundo trimestre de 2015 fue de 3.7%, frente a la previa de 2.3%, lo cual dará un dato final de alrededor de 3.2 por ciento.

Si el anuncio se da en septiembre, los inversionistas dejarán de sufrir, y aun cuando se espera un nuevo ajuste negativo sobre los activos, después vendrá un periodo de correcciones, porque no hay que olvidar que el mercado viene descontando la normalización desde el año pasado.

Una decisión así, de la Fed, confirmará la salud y crecimiento sostenido de la mayor economía del mundo y nuestro mayor socio comercial, y sólo quedará pendiente conocer o anticipar el tiempo que durará el periodo de alzas.

Es importante recordar que parte de la política de la Fed, de normalizar su política monetaria es hacerlo de forma suavizada, aunque muchas corredurías opinan que sería mejor para el mercado un drástico ajuste para provocar una corrección rápida.

Sin embargo, considerando las últimas declaraciones de la Fed, el primer incremento deberá ser menor/igual a 0.25 por ciento.

Ayer, después de darse a conocer el dato del PIB, el mercado reaccionó positivamente: esperando un alza en tasas, y al cierre de operaciones la bolsa mexicana subió 2.66% a 43,452.36 unidades y en Wall Street el promedio industrial Dow Jones subió 2.26%, al tiempo que descendían las tasas de interés de los bonos gubernamentales.

El mejor desempeño de la sesión fue para el peso, que recuperó 1.89% al ubicarse en una paridad spot de 16.8360 desde 17.34 unidades, lo cual demuestra que a los inversionistas no les gusta la incertidumbre.

Con un alza en réditos se espera que algunas carteras de inversión den mayor ponderación a los bonos y disminuyan los niveles de liquidez, finalmente los inversionistas de cartera buscan la mayor rentabilidad, una situación muy distinta para los inversionistas de capital, que verán reducirse sus ingresos al hacer frente a sus pasivos.

No obstante, es mejor que el mercado camine solo; al parecer el momento ha llegado para Estados Unidos, país al que México envía cerca del 80% de las exportaciones y que aporta alrededor de 1% del crecimiento del PIB nacional.

irasema.andres@3.80.3.65

Twitter: @IrasemaAndres