López Obrador divide a la sociedad

LOS BAZUCAZOS DE UBALDO

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Andrés Manuel López Obrador ha definido muy bien su estrategia y consiste en que durante estos 90 días de campaña presidencial, todos se concentren, todo el país hable solo de la campaña de los morenos. Empezó con soltar el tigre, con su advertencia de que cancelará la construcción del nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, con su supuesta intención de aplicar amnistía y diálogo con delincuentes y jefes del narco, o de mostrar un absoluto desprecio a sus contendientes en el primer debate y ahora en forma contundente atacando a los hombres del dinero. El tabasqueño ha mantenido centrada la atención en él.

Así ha cumplido con las primeras 5 semanas y media de la campaña electoral. Lo espectacular de sus declaraciones no sólo arrebata espacios en diarios y medios electrónicos y digitales, sino que anula la presencia de los otros 4 candidatos presidenciales. Nadie hoy se acuerda de algún proyecto planteado ya sea por José Antonio Meade o Ricardo Anaya, por Margarita Zavala o Jaime Rodríguez, El Bronco.

De este último todos saben que propuso esa barbaridad de cortarle las manos a los ladrones. El choque frontal con las cúpulas empresariales y del gran capital responde a esa estrategia. En el fondo todos vemos el riego de perder la libertad y este tema no es una broma.

En cada ataque, suma chairos. Calificar de ladrones, rapaces, mafiosos, conspiradores, fraudulentos, intrigantes, corruptos, secuestradores de instituciones y del gobierno, abusivos y otra retahíla de adjetivos aplicados contra los más grandes y poderosos empresarios de México, arranca aplausos y apoyos de sus huestes.

Los ricos aludidos incluso por su nombre evidentemente no esperaban estos ataques de un candidato presidencial, llegaron a fines de la semana anterior no sólo descompuestos, sino apabullados.

En este contexto el Consejo Mexicano de Negocios publicó una carta abierta en que condenan los señalamientos y acusaciones de López Obrador y le recuerdan que sólo los empresarios reunidos en este consejo tienen compañías que dan empleo a más de 1 millón y medio de trabajadores.

En otros foros, Gustavo de Hoyos, presidente de Coparmex y Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial le dijeron al tabasqueño que si quiere pleito pues pleito tendrá. El primero dice que en el país hay más de 36 mil empresas que dan empleo a 9 de cada 10 mexicanos. Castañón por su parte afirmó que no se permitirán radicalismos que confronten a los mexicanos.

López Obrador, quien abrió la confrontación la semana anterior con los adjetivos más duros hacia los empresarios, comenzó el domingo a regresar a sus llamados de amor y paz hacia los hombres del dinero.

Exhibiendo un pañuelo blanco, dijo que él respetaba a los empresarios, pero insistió en que estos pretendían seguir robando.

A los del Consejo Mexicano de Negocios, los calificó de “ser una minoría rapaz que ha robado mucho, tiene confiscadas y secuestradas a las instituciones y al gobierno federal, al que ha convertido “en el payaso de las cachetadas.

“No quieren que haya un cambio de régimen, y para ser claros no quieren dejar de robar, y no quieren perder el privilegio de mandar porque no sólo es hacer negocios al amparo del poder público, sino que se sienten los dueños de México”.

Por cierto, el Ombudsman Luis Raúl González señaló que México no puede sucumbir en la coyuntura de ningún proceso electoral, mucho menos sumirse en la contemplación pasiva de la violencia y la impunidad, y condenó la crispación, polarización, incertidumbre y violencia política bajo cualquier forma que se presente. Los ejercicios democráticos, enfatizó, deber ser ocasión para encontrar vías de salida a los problemas que enfrentamos, no rutas rumbo los callejones sin salida de violencia, intolerancia y división.

+++

El diputado local Bernardo Padilla Muñoz, fue recibido en la Suprema Corte de Justicia para defender la reforma al artículo 23 del Código Penal de Baja California, y plantear una ampliación a la figura de la legitima defensa, sin que esto signifique, la incitación o legitimación para el uso de la violencia o las armas; la iniciativa no modifica los elementos que configuran esta causa de justificación, es decir, siguen siendo requisitos de procedencia para la legitima defensa que la conducta sea para repeler una agresión, que exista el peligro real, actual e inminente, que sea con el ánimo de proteger un bien jurídico y que no medie provocación del agredido.

En conclusión, en la iniciativa presentada amplían el concepto de legítima defensa, para que las personas que sufran de una agresión con las calidades ya mencionadas en sus oficinas de trabajo o negocio no sean condenadas por defender su vida o la de sus familiares, o bien el patrimonio fruto del trabajo honesto.

+++

Nos cuentan que en el cambio de estrategia de la campaña de José Antonio Meade ahora decidieron enfocar su atención al norte del país, por lo menos a partir del miércoles el presidenciable va a Chihuahua, Sinaloa, Baja California y termina más hacia el centro del país: San Luís Potosí.

Compartir