Los 38 de Hugo

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Arrancó el futbol olímpico y ayer disfrutamos de un trepidante empate a dos goles entre la Selección Mexicana y la escuadra alemana, en el debut de ambos equipos. Un buen sabor de boca dejó el futbol del equipo dirigido por Raúl Gutiérrez, pero queda la espinita clavada de que el triunfo estuvo en los zapatos del equipo mexicano. En específico, en los del atacante del Pachuca, Hirving Lozano.

En resumen, el equipo mexicano desarrolló un futbol atrevido y como suele ser en este tipo de competencias, jugó con garra y sin complejos ante un rival que también mostró muy buenas condiciones. El capitán Oribe Peralta se creyó su papel y guió a los jóvenes con gritos, puso el ejemplo con entrega y con un gran gol. César Montes, jugador del partido para un servidor, se fajó ante los embates alemanes y apuesto, en caso de seguir con este nivel, de Río viajará a Europa.

La jugada clave llegó cuando México ganaba 2-1 y en un contragolpe letal orquestado por Erick Torres, el Chucky recibió la asistencia del Cubo y tuvo el 3-1 ante un marco sin portero; un instante duda el remate de primera intención que estaba cantado, pero Lozano controló el balón y sacó un disparo que se estrelló con el portero alemán, quien recuperó su posición.

En la temporada 89-90 de la Liga española, Hugo Sánchez obtenía un título más de campeón de goleo con 38 tantos; un logro que no sorprendió a muchos por los números que manejaba en su mejor momento el delantero mexicano, con el pequeño detalle que todos estos goles los realizó de un solo toque: 17 en jugadas, 4 desde el manchón de penal, 9 de cabeza, 6 de tiro libre, uno de chilena y otro más con el pecho para completar la cuota.

Hugo no controló el balón, no lo pisó ni hizo una finta de más; simple y sencillamente cuando el balón se acercaba a él utilizaba el recurso que fuera para rematar. Hoy en día, la afición madridista que lo acompañó en su carrera, lo recuerda como el mejor rematador de toda la historia del Real Madrid y sus números son su aval.

Raúl Gutiérrez y Hugo compartieron vestidor muchas veces con la Selección Mexicana. Los que entrenaron al lado del Pentapichichi saben de las horas extras que Hugo invertía en los entrenamientos para perfeccionar sus chilenas, remates y tiros libre. Valdría la pena que El Potro (y todos los entrenadores de futbol en nuestro país ) hicieran hincapié en ese detalle que históricamente le cuesta al futbolista mexicano: la definición.

El video recopilatorio del récord de Hugo está en Youtube, basta poner “38 goles de un toque Hugo Sánchez” para comprobar que la dedicación, la disciplina y el trabajo extra rinden frutos; es la tarea que le queda a Hirving Lozano y a todos los que disfrutan de reventar las redes; por la mentalidad y progreso que han mostrado estos chicos, tengo buenas sensaciones de que cumplirán con los deberes.

dan.alonso@yahoo.com

Twitter: @dan_alonsov