Los bigotes de Dali

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Después de 10 años de lucha una orden judicial que llegó desde Madrid para exhumar los restos de uno de los artistas surrealistas más icónicos de esta corriente artística finalmente tuvo efecto el pasado jueves, a las 8 de la noche, en el Museo Dalí, en Figueres, territorio de Cataluña.

Pilar Abel, de 61 años, que trabajó leyendo cartas en un canal de televisión local en Girona es la demandante, quien afirma que Salvador Dalí y su madre tuvieron un amorío que resultó en su nacimiento, el cual no fue reconocido por el artista. Los forenses encargados de la misión tomaron muestras del cuerpo de Dalí, previamente momificado en 1989. De ser cierta dicha afirmación la supuesta hija de Dalí tendría el derecho del 25 por ciento de la riqueza del pintor, que actualmente sólo beneficia al Estado.

Es por ello que los más interesados de que sea una mentira es la Fundación Gala-Dalí, que actualmente es el único beneficiario de las ganancias del pintor español designado por él mismo. Inclusive ya prevén una contra demanda en la cual reclamen las compensaciones necesarias por la exhumación y la falta de respeto hacia la figura del genio surrealista.

El cuerpo de Dalí se mantiene en muy buen estado y curiosamente al abrir la tumba su singular bigote que marcaba las diez y diez del reloj se mantenía intacto, según declaraciones de Luis Peñuelas, secretario general de la Fundación. Las muestras del pelo, uñas, dientes y huesos que fueron tomadas por los forenses servirán para hacer las pruebas de ADN y saber si Pilar es hija o no de Salvador Dalí. Esta historia que ha vuelto los ojos del mundo tendrá su desenlace el próximo mes de septiembre y ya está en boca de todos los españoles que esperan una respuesta que podría cambiar radicalmente la vida de una persona. Como la típica historia de Goliat contra David tendrá un final próximamente.

Email: h_miguel_@hotmail.com

@Hector_Badillo