Lunes 25.01.2021 - 14:05

Celebremos la paz y la justicia

Lopez Obrador se suma a la petición de liberar a Julian Assange
Por:

La Haya, 23 de septiembre. Una vez al año y durante las múltiples celebraciones del Día Internacional de la Paz de las Naciones Unidas, La Haya abre sus puertas a los habitantes y turistas para que conozcan las diferentes organizaciones internacionales dedicadas a la obtención de la paz y la justicia al rededor del mundo.

Bajo el lema “La Haya Unida por La Paz y la Justicia”, se le da voz a aquellas instituciones educativas, culturales, organizaciones internacionales y ONGs que promueven y trabajan en busca de la justicia y la paz en distintos ámbitos, desde las expresiones artísticas hasta los grandes tribunales internacionales con sede en la tercera ciudad más grande de los Países Bajos.

Una de las dependencias que prepara la visita de miles de personas es la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPCW por sus siglas en ingles). En este recinto se han dedicado desde 1997 a la erradicación de la producción y almacenamiento de armas químicas. Hoy en día hay 193 naciones que forman parte de este tratado para evitar que se construyan dichas armas. La OPCW se encarga de vigilar que dichas naciones cumplan el tratado y buscan la anexión de los últimos 4 países que no forman parte de esta convención: Corea del Norte, Egipto, Israel y Sudán del Sur.

"Nuestra intención es que se conozca el trabajo que hacemos diariamente en pro de la paz mundial y que las futuras generaciones aprendan de los errores del pasado y eviten que se repitan episodios tan vergonzosos como el ataque con armas químicas en Bélgica", explica la experta encargada de informar sobre el trabajo de la organización.

Aunque esta convención existe desde los años noventa, en la actualidad se han presentado casos como el ataque con armas químicas en Siria, que ha desatado una gran polémica a nivel mundial y ha confrontado a diferentes naciones en una guerra que ha dejado miles de muertes y grandes migraciones de ciudadanos inocentes.

Muchas de estas instituciones y organizaciones internacionales invitan a los ciudadanos a formar parte de las audiencias públicas, con la idea de que las acciones violentas, los crímenes en contra de la humanidad, los genocidios, las guerras y todos aquellos hechos que van en contra de la vida humana, la paz y la justicia se conozcan para evitar que sigan ocurriendo.

Y mientras de este lado del océano se celebra la paz y la justicia, en nuestro país, México, se mantiene un ambiente de impunidad y violencia que urge de la mano de gobernantes, organizaciones, instituciones y la ciudadanía misma ayuden a terminar con este letargo que nos mantiene sumergidos en el miedo y la desesperanza de vivir en un mejor lugar.