Los estigmas de Mexico

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Carlos Urdiales

El Presidente Enrique Peña Nieto dijo que el país ha sido estigmatizado en el mundo por la violencia y el narcotráfico. Defendió la estrategia de su administración: “El combate al crimen ha dado resultados pero aún falta”. Que hay tranquilidad en estados donde antes había violencia, afirmó el Presidente al inaugurar el Foro Económico Mundial para América Latina en Cancún.

Estigmas aparte, el Ejército ha instalado puestos de revisión con armamento pesado, lanzagranadas y vehículos blindados, a lo largo de la carretera libre Guadalajara-Colima en el marco de la Operación Jalisco contra el cártel Jalisco Nueva Generación. Personal militar realiza patrullajes en los municipios, Autlán de Navarro, Casimiro Castillo y Villa Purificación. El cerco contra la estructura criminal encabezada por Nemesio Oseguera, El Mencho, se intensifica.

En Jalisco durante el último mes, 15 policías federales, siete soldados, un funcionario estatal y ocho presuntos sicarios fueron asesinados, un helicóptero derribado, 18 gasolineras atacadas y cinco quemadas, 11 sucursales bancarias afectadas en 19 municipios del estado. El registro de lo ocurrido en aquel estado construye a querer o no, una percepción más próxima al colapso institucional que a la concurrencia de actos vandálicos como dijo el gobernador Aristóteles Sandoval.

La percepción extendida de un país inseguro y violento se alimenta con sucesos como los de Jalisco, como los de Michoacán y sus batallas entre ex autodefensas con muertos que terminaron por ser víctimas de nadie, con videos de la Tuta y su relación evidente con el hijo del ex gobernador Fausto Vallejo. También con 43 estudiantes de Ayotzinapa levantados en Iguala, asesinados y quemados por sicarios y policías municipales. Con los periodistas levantados y ejecutados en Veracruz. Tanta imagen, tanta nota, pero sobre todo, tanta impunidad, termina por estigmatizarnos.

 Un país de cínicos. Ese es otro riesgo para nuestra imagen como sociedad global. David Korenfeld, ex director de la Comisión Nacional del Agua, quien renunció con renuencia para aceptar que haber utilizado un helicóptero de la Conagua para ir de su casa al aeropuerto con su familia e iniciar sus vacaciones, fue un error menor y no un acto de corrupción, fue sancionado por la Secretaría de la Función Pública con una multa de 638 mil pesos. La SFP no encontró causas para inhabilitarlo del servicio público.

David Korenfeld encabeza el programa hidrológico de la Unesco que cumple 70 años y sesionará en junio próximo en Paris. También forma parte del panel intergubernamental del Consejo Mundial del Agua. El ex presidente municipal de Huixquilucan, ha declarado que se tomará algunos meses para decidir si vuelve a la iniciativa privada o se mantiene en los foros internacionales. Que tiene varias ofertas de trabajo, dentro y fuera del país, las cuales medita, valora.

El servicio público como patrimonio, la ética ajustada al proyecto. Estigmas por venir.

urdiales@prodigy.net.mx

Twitter: @CarlosUrdiales