Maquila: desactivan alarma fiscal por ahora

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Ángeles Aguilar

Entre gritos y sombrerazos… 2013 fue también un año muy complicado para el rubro maquilador.

Por un lado, la economía mundial no tuvo el dinamismo esperado, y para EU, nuestro principal socio comercial, el crecimiento anual fue de apenas 1.8 por ciento.

Esta situación afectó fuertemente a la maquila que opera en el país, dado que a pesar de que México cuenta con 13 tratados internacionales de comercio, nuestro vecino del norte aún representa el 80 por ciento de nuestras ventas al exterior.

En ese contexto, a decir de Emilio Cadena Rubio, nuevo presidente del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index), en el mejor de los escenarios las empresas de este ámbito apenas salieron tablas el año pasado.

Afortunadamente para 2014 el sol comienza a brillar. Se dice que esa industria podría alcanzar un crecimiento del 5 por ciento.

Es bueno pero aún insuficiente. Considere que en 2012 se creció 12 por ciento, aunque hay que reconocer que nuestro país también ha perdido cartel.

El Foro Económico Mundial nos coloca en la posición 119 de 149 países, en cuanto a atracción de inversiones, lo que nos habla del enorme desafío que se tiene.

Entre los factores que golpean nuestra competitividad están la inseguridad y los costos eléctricos.

Simplemente EU ya nos lleva una ventaja en sectores intensivos en energéticos como son: inyección de plásticos, petroquímica y metalurgia.

 Y la cereza del pastel... El año pasado la cereza del pastel fue la salida de la reforma fiscal, la cual elevaba 183 por ciento los costos de la maquila para establecerse en el país, al eliminar deducciones y aplicar más impuestos.

Como imaginará en ese momento los escritorios de los abogados se llenaron de papeles, en preparación de la lluvia de amparos que se anticipaban.

Al final se publicó un decreto que redujo el filo de la carga tributaria para este rubro tan importante en materia de generación de empleo.

Entre los cambios se neutralizó para las empresas la reducción de deducciones a prestaciones sociales del 100 por ciento al 53 por ciento, mediante una fórmula que ligó el concepto de sueldos y salarios.

Adicionalmente se estableció la “cláusula del abuelo” para exentar a las maquiladoras que ya operaban antes del 31 de diciembre de un ISR del 30 por ciento, y con ello mantener una tasa efectiva del 17.5 por ciento.

 Certificados de a granel... Lo malo es que en cuanto al tema de las certificaciones para exentar el pago sobre importaciones temporales aún no hay mucha claridad.

La SHCP que lleva Luis Videgaray otorgó una prórroga de un año para trabajar en el espinoso expediente y establecer alguna alternativa.

Como quiera no será hasta junio cuando esto quede bien planchado. Mientras tanto la alarma fiscal para el rubro de las maquiladoras quedó desactivada...

Ajuste de tuercas en outsourcing…

A pesar de las lagunas legales… el negocio de la terciarización outsourcing sigue avanzando a buen paso.

Jose Güendulain, socio líder de Risk Assurance de la firma de consultaría PwC, señaló que en el 2013 este negocio tuvo una expansión tanto en México como en EU cercana al 15 por ciento.

La noticia sería de aplaudir, de no ser porque aún hacen falta requerimientos legales que den mayor certidumbre a las grandes empresas, sobre la legitimidad y rectitud de los negocios de servicios que subcontratan. En otras palabras aún hace falta ajustar más las tuercas…

aguilar.thomas.3@gmail.com

Twitter: @AngelesAguilar