Marcelo ahogó la ciudad

Banco HSBC extiende sus servicios a tiendas Oxxo
Por:
  • larazon

Detrás de la tragedia que vive la ciudad de México por las extraordinarias lluvias de la semana pasada, hay una historia de ineptitud, corrupción y grillas dentro del gobierno capitalino.

Si bien es cierto que el fenómeno meteorológico es atípico, también lo es que los habitantes del DF están indefensos por la necedad de Marcelo Ebrard de pelear con el gobierno federal en lugar de poner orden en su equipo.

Por principio de cuentas, la Comisión Nacional del Agua avisó con tiempo a las autoridades capitalinas que se aproximaban verdaderas tormentas, por lo que deberían tener listo el sistema de drenaje.

Pero Marcelo estaba más entretenido defendiendo las bodas gay ante el presidente Felipe Calderón que al pendiente de lo que le tenía que reportar su jefe de Oficina, René Cervera, quien al parecer es el bueno en Protección Civil.

Es de todos conocido que Cervera no puede ver ni en pintura a Elías Miguel Moreno Brizuela, titular de Protección Civil del DF, al que desde el inicio de la administración marcelista ha querido despachar.

Primero lo bloqueó en la conformación de una estructura de trabajo; después, ante la presión del jefe de Gobierno para autorizarle puestos, le envió a Carlos Sáinz Luna como subsecretario y luego lo atacó a través del presupuesto.

No conforme con ello, el año pasado le quitó el manejo de las líneas de emergencia de Protección Civil, que pasaron al control del propio Cervera y ahí es donde se puede estar atorando todo.

O sea, si se reporta una emergencia, antes de que Moreno Brizuela se entere, primero lo hace el jefe de la oficina de Marcelo, lo que obliga a triangular la información.

Todo indica que el GDF sí fue enterado de la emergencia, pero no le dio la importancia; ahora Ebrard, hábilmente, aparece en las calles regalando refrigeradores y dinero a los ciudadanos a quienes no alertó sobre el peligro.

Porque no hay que olvidar tampoco que el gobierno capitalino se ha negado a hacer público el atlas de riesgo del DF, que señala las zonas vulnerables en caso de sismo, inundaciones y lluvias.

Eso sin contar que durante la anterior administración la UNAM se cansó de advertir al GDF que atendiera el problema del drenaje en la ciudad o ésta se podría inundar; El Peje los mandó al diablo y ahí están las consecuencias.

Mientras Marcelo siga permitiendo que las grillas en su equipo afecten el trabajo, y mientras sus propios colaboradores crean estar por encima del proyecto de su jefe, los ciudadanos pagarán las consecuencias.

 CENTAVITOS… Muy interesante será la reunión que la santa inquisición panista llevará a cabo en la ALDF, pues todos los ministros estarán presentes para quemar en leña verde a su compañera Lía Limón, quien difirió sobre la demanda de inconstitucionalidad sobre las bodas gay. La semana pasada, en ausencia, Limón fue sentenciada a la hoguera de la expulsión y ya se verá si se la hacen efectiva o Marianita Gómez y sus muchachos son sólo habladores.

jadrian02@yahoo.es

fdm