Marti Batres: el troglodita inutil

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Raymundo Sánchez

Los más de 30 años que Martí Batres lleva metido en política los ha echado a la basura: se comporta como el porro que aprendió a ser en la Prepa 7 y no como el dirigente que es de un partido político. Su primitivismo lo hace reaccionar violentamente ante situaciones que deben enfrentarse con inteligencia y sentido político.

Por ejemplo, ante la caída de sus candidatos en las encuestas (Clara Brugada, por ejemplo, va 14 puntos debajo de la perredista Dione Anguiano, y Claudia Sheinbaum, 13 debajo de Lourdes García), Batres responde a los capitalinos sacando a la calle a sus taxis para desquiciar el tránsito.

(http://www.3.80.3.65/spip.php?article262462). Y si se le pregunta por qué envía a sus personeros a hacer eso, responde con majaderías.

Por eso su jefe, AMLO, se echó al lomo la campaña política y puso a Ricardo Monreal como su heredero de facto: en 2018 lo quiere como candidato de Morena a jefe de Gobierno, cargo que siempre ha querido Batres, e incluso lo ve como el abanderado a la Presidencia ese mismo año en caso de que él no pueda contender. Porque Monreal sí es un político…, y no un troglodita.

+

Cómo andarán de mal las campañas panistas para las gubernaturas que ya mandaron el mensaje al PRD de que están dispuestos a aliarse “de facto”. Algo parecido a lo que el PAN hizo el 25 de enero de 2011 en Guerrero: cinco días antes de la elección para gobernador, su candidato Marcos Parra, declinó a favor del ahora tristemente recordado Ángel Aguirre.

Ayer, el secretario general panista, José Isabel Trejo, dijo en conferencia de prensa que “hemos pugnado siempre por tener alianzas con el PRD y con el PT. Yo vería absolutamente normal que tuviéramos una alianza de facto, lo consideramos políticamente correcto. Yo soy partidario de, si hay condiciones, hacer alianzas de facto con tal de ganar las gubernaturas al PRI”.

No importa nada más: ni programa de gobierno ni afinidades ideológicas. Sólo ganarle al PRI. Como que no han aprendido la lección.

+

En su corrección de político de izquierda, el presidente del INE, Lorenzo Córdova, desacató el fallo del Tribunal Electoral de revocar la candidatura de Marcelo Ebrard a diputado plurinominal por el Movimiento Ciudadano: lo volvió a registrar, pero como candidato suplente, y de todos modos quedó mal con el ex jefe de Gobierno, a quien el TEPJF le volvió a echar para abajo su postulación.

Ayer, unas 10 personas encabezadas por Benito Mirón Lince, un minion de Ebrard, buscaron dar portazo a la sesión del Consejo General del INE que presidía Córdova, para exigirle incluir una “consulta de revocación de mandato presidencial” en las elecciones del próximo 7 de junio.

Eso le pasa a Córdova por querer quedar bien con personajes, en lugar de quedar bien con la ley y las sentencias de los magistrados.

raymundo.sanchez@3.80.3.65

Twitter: @r_sanchezp